Texas

Gobernador de Texas firma nuevas restricciones electorales respaldadas por los republicanos

Buscarían restar fuerza a los partidarios demócratas.
martes, 7 de septiembre de 2021 · 21:21

El gobernador de Texas, Greg Abbott, promulgó una ley de restricciones al voto que según los partidarios republicanos están destinadas a combatir el fraude electoral, aunque los críticos sostienen que busca dificultar la votación de las minorías.

Texas se une a más de una docena de estados que han aprobado cambios de votación, que han sido impulsadas en parte por las afirmaciones del ex presidente Donald Trump de que las elecciones de 2020 fueron robadas.

Nuevas restricciones al voto

Los que se oponen a los cambios en Texas ya han comenzado a presentar demandas en la corte federal, por parte del abogado senior del Texas Civil Rights Project, Ryan Cox que dijo: “Nuestros clientes no perderán ni un minuto luchando contra esto”.

La nueva ley de Texas es la última de una serie aprobada este año en una campaña nacional en estados liderados por republicanos, incluidos Florida, Georgia y Arizona, que tratan de crear nuevas barreras para la democracia.

Greg Abbott

Abbott firmó el documento en una ceremonia en la ciudad de Tyler, en el este de Texas, que prohíbe los lugares de votación en automóvil, además de agregar nuevos requisitos de identificación para la votación por correo.

Garantiza que todos los votantes elegibles tendrán la oportunidad de votar... Sin embargo, también se asegura de que sea más difícil para las personas hacer trampa en las urnas en Texas.

También se restringe a quién puede ayudar a los votantes que requieran asistencia debido a las barreras del idioma o discapacidades, y empodera a los observadores electorales partidistas.

Legislatura estatal

La medida de Texas obtuvo la aprobación final en la legislatura estatal controlada por los republicanos, este 31 de agosto, en una sesión legislativa especial después de que decenas de legisladores demócratas volvieron a trabajar.

Los expertos electorales han asegurado que el fraude electoral es poco común en Estados Unidos, mientras que los opositores demócratas dijeron que los legisladores republicanos no presentaron evidencia de fraude electoral generalizado para justificar la nueva ley.

Otras Noticias