Australia

Niño de 3 años con autismo aparece tras perderse en un bosque de Australia por tres días

Fue avistado por un helicóptero de la policía.
lunes, 6 de septiembre de 2021 · 21:25

Un niño con autismo fue encontrado milagrosamente después de haber estado extraviado por tres días en un bosque de Australia, el pequeño Anthony Elfalak, al que sus padres llaman "AJ", no habla por una condición relacionada al autismo.

Los equipos de rescate de la policía del pueblo de Putty, al norte de Sydney, lo vieron desde un helicóptero vistiendo un suéter y pañal, bebiendo agua de un pequeño arroyo en medio de un bosque australiano.

Encontrado tomando agua

Cientos de personas lo habían estado buscando desesperadamente la últimas horas, ayudando a sus padres a dar con el paradero de AJ, luego de desaparecer de la casa rural de su familia en Australia.

La tripulación de un helicóptero de la policía lo vio mientras volaba en círculos sobre el bosque a unos 470 metros de su casa, después de varias rondas de búsqueda, cuando capturaron las imágenes del niño que se volvieron virales.

Padres de AJ

Su padre, Anthony Elfalak, dijo que AJ había sido mordido por hormigas, tenía sarpullido en el pañal y sufrió abrasiones, y refirió que el descubrimiento de su hijo fue un "milagro", mostrando una gran emoción cuando él y su esposa, Kelly Elfalak, se reunieron con el pequeño.

Simplemente se aferra a mamá... Tan pronto como escuchó a su mamá, abrió los ojos, la miró y se quedó dormido.

Los oficiales de la ambulancia comentaron que el niño estaba en buenas condiciones pero fue llevado a un hospital para observación, tras pasar tres días completos en el bosque, donde las temperaturas nocturnas bajaron hasta 6°C.

AJ, el sobreviviente

La superintendente de la policía estatal de Nueva Gales del Sur, Tracy Chapman, siguió de cerca el caso y comentó que el mayor peligro que enfrentó fue la deshidratación y cree que la capacidad del pequeño para encontrar agua potable fue un factor clave para su supervivencia.

Después de ser rescatado y reunido con sus padres, AJ durmió en una ambulancia, pero pronto se despertó con hambre y buscando un poco de alimento.

Otras Noticias