Trump

Trump no quiere otra dosis de la vacuna y denuncia que es una táctica para ganar dinero

El expresidente se tardó en admitir que recibió la inyección.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 10:00

El expresidente Donald Trump dice que probablemente no recibirá una vacuna de refuerzo contra el coronavirus, mientras la  administración de Biden sopesa las propuestas para implementar una tercera dosis en los estadounidenses que ya están vacunados. 

Siento que estoy en buena forma desde ese punto de vista; probablemente no lo esté. Veré las cosas más adelante. No estoy en contra, pero probablemente no sea para mí.

Donald Trump

Trump denunció el mes pasado que las inyecciones de refuerzo son "una operación rentable para Pfizer", el fabricante de una de las tres vacunas autorizadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) autorizadas para su uso en Estados Unidos.

El New York Times informó el viernes que los líderes de la FDA ya dieron luz verde al refuerzo para algunos estadounidenses inmunodeprimidos, mientras los Centros para el Control de Enfermedades le piden a la Casa Blanca que se aplique a toda la población.

Vacuna de Pfizer

El expresidente pasó por un mal momento en octubre de 2020 después de desobedecer repetidamente las recomendaciones de salud pública, y fue vacunado por completo en enero, aunque no reconoció públicamente haber recibido la inmunización hasta meses después. 

Trump ha puesto en duda anteriormente las vacunas, incluido el impulso de teorías desacreditadas de que las vacunas causan autismo en los niños, pero la llegada de la pandemia cambió su postura y creó la iniciativa Operation Warp Speed durante su mandato para alentar la vacunación.

Grupos anti vacunas

Más tarde, en una manifestación del 23 de agosto en Cullman, Alabama, Trump fue abucheado por la multitud por instarlos a que se inmunizaran, en un país con una gran parte de la población reacia a vacunarse que cree en alocadas teorías de conspiración sobre el coronavirus.

Los republicanos son mucho más propensos que los demócratas a resistirse a la vacunación, mientras la propagación de la variante Delta altamente contagiosa es un revés importante para el sistema de salud pública de los Estados Unidos.

Otras Noticias