Alemania

Alemania: mujeres musulmanas denuncian prohibición del hiyab en sus lugares de trabajo

Europa justifica restricciones de los empleadores.
sábado, 25 de septiembre de 2021 · 09:15

Las mujeres musulmanas radicadas en Europa están luchando con la prohibición del hiyab en sus lugares de trabajo, luego de que el tribunal superior de la Unión Europea dictaminara en julio pasado que la restricción puede estar justificada por parte del  empleador.

Al Jazeera recogió la historia de Shilan Ahmad, de 24 años, que fue rechazada al momento de empezar a trabajar en una guardería en Erfurt, Alemania, cuando el director del instituto se percatara de que llevaba velo.

Prohibición del hiyab en Europa

La joven proveniente de Siria había pasado las etapas preliminares de la contratación y pensó que no tendría inconvenientes por haber enviado su currículum con una foto donde aparecía utilizando su hiyab.

Cuando llegué a casa, le dije a mi madre que me quitaría el pañuelo en la cabeza... no puedo más. Me rechazaron del trabajo y ya no puedo.

Mujeres musulmanas en Alemania

Se supone que en Alemania los trabajadores están protegidos por la constitución nacional de la discriminación basada en la religión, incluyendo el derecho a tener las mismas oportunidades de trabajo en casi todos los sectores.

Pero la decisión del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) confirmó un fallo de 2017 que permite a los empleadores adoptar políticas de neutralidad que prohíban la vestimenta religiosa en el lugar de trabajo. 

Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas

Antes de eso no se podían prohibir los símbolos religiosos por ningún motivo que no fuera la seguridad, pero la sentencia sobre el caso de una maestra de guardería y una cajera, que fueron despedidas por usar el pañuelo musulmán, sentó un precedente que ahora afecta a miles de mujeres.

El máximo tribunal de la Unión Europea dictaminó que las acciones contra los empleados con velo eran aceptables porque las políticas de neutralidad se implementaron de manera "general e indiferenciada" y, por lo tanto, no podían considerarse discriminación directa.

Otras Noticias