Evergrande

Evergrande en quiebra: China cerca de vivir su propia crisis inmobiliaria de consecuencias mundiales

Lo que vivieron Estados Unidos y el mundo en 2008 se podría repetir.
viernes, 17 de septiembre de 2021 · 17:52

El segundo desarrollador inmobiliario más grande de China, conocido como Evergrande Group, ha informado al Ministerio de Vivienda del país que no cuenta con la capacidad financiera para cumplir con los pagos de un multimillonario préstamo.

Este hecho ha generado preocupación por los problemas de efectivo de la compañía que posee una deuda de 300 mil millones de dólares, mientras sus activos permanecen atados a sus propiedades existentes y cuenta con muchos proyectos sin finalizar.

Industria inmobiliaria china

En medio de una creciente economía en China que se ha estado gestando por los últimos años, Evergrande comenzó a tomar préstamo tras préstamo para expandir su tamaño, hasta convertirse en el promotor inmobiliario más endeudado del mundo.

Si Evergrande cae las consecuencias podrían tener una repercusión mundial, con una situación comparable a la quiebra de Lehman Brothers que contribuyó a que colapsara la burbuja inmobiliaria y a que se produjera la crisis financiera del 2008. 

Evergrande

Con más de 1.300 propiedades en China y otros 2.800 proyectos inmobiliarios, Evergrande ha conseguido forjar vínculos con varios de los sectores clave del país, incluidos productos de consumo, vehículos eléctricos, servicios de atención médica y aparatos electrónicos.

En conjunto, estas actividades proporcionan indirectamente más de 3,8 millones de puestos de trabajo cada año, sumado a las 200 mil personas que emplean sus oficinas en Guangzhou, en el sur de la provincia de Guangdong.

Consecuencias para la economía

Muchos esperan que China opte por un rescate financiero como los que hemos visto muchas veces en Estados Unidos, puesto que para Beijing, el éxito de una empresa como Evergrande es un símbolo de poder y fortaleza económica ante el mundo.

El desarrollo inmobiliario representa de una quinta a una cuarta parte de la economía china, por lo que desarticular Evergrande representaría una considerable reducción del producto interno bruto y por ende de la demanda de productos básicos.

Otras Noticias