Carrera espacial

Inspiration4: así inició el primer vuelo espacial de una tripulación totalmente civil

Un multimillonario convirtió en realidad el sueño de estas personas.
jueves, 16 de septiembre de 2021 · 09:30

El multimillonario Jared Isaacman contrató el vuelo desde SpaceX y llamó a la misión Inspiration4, que envió al espacio a cuatro personas, ninguna de las cuales es astronauta profesional, para marcar un nuevo hito en la carrera espacial.

La tripulación estará dando la vuelta al planeta durante tres días a bordo de la nave espacial Crew Dragon, de la compañía de Elon Musk, en una cabina de cuatro asientos con espacio suficiente para moverse como lo harían dentro de una habitación.

Tripulación

Isaacman que es el nuevo protagonista de la carrera espacial y le dio los otros tres asientos a Hayley Arceneaux, quien sobrevivió al cáncer cuando era niña, Chris Sembroski, un veterano de la Fuerza Aérea, y el Dr. Sian Proctor, un geocientífico que realiza  simulaciones de misiones a Marte a largo plazo.

El equipo de Inspiration4 pasó 30 horas dentro de la cápsula juntos para una simulación en la sede de SpaceX en Hawthorne, California. También vivieron y trabajaron durante seis meses antes de subir a bordo de la nave espacial.

Inspiration4

La tripulación de Inspiration4 tendrá una cúpula de cristal en la punta de su nave espacial. Debido a que no necesitan acoplarse a la estación espacial, SpaceX reemplazó ese puerto de acoplamiento con esta cúpula, donde disfrutarán de una vista espectacular.

Este importante paso en la nueva carrera espacial pone presión sobre Virgin Galactic, de Richard Branson, y Blue Origin, de Jeff Bezos, que también están trabajando para llevar a los clientes de pago en vuelos suborbitales, que tocarían el borde del espacio antes de volver a la Tierra.

Carrera espacial

El patrocinador de este viaje es un multimillonario de 38 años que hizo su fortuna al fundar una empresa de pagos electrónicos, el cual pagó una suma no revelada, aunque le dijo a Axios que era menos de 200 millones de dólares.

Isaacman convirtió esta hazaña en una recaudación de fondos para el St. Jude Children's Research Hospital, donde trabaja una de las tripulantes que ahora se encuentra en órbita.

Otras Noticias