Bir Tawil

Bir Tawil: el desolado territorio en África que ningún país quiere reclamar

La tierra de nadie en medio del desierto.
domingo, 12 de septiembre de 2021 · 20:53

Bir Tawil, es la última parte del mundo que no pertenece formalmente a ningún país y la cual nadie desea tener, un territorio que se ubica entre Sudán y Egipto, donde aparte del desierto no hay absolutamente más nada.

El mapa de África tiene la particularidad de que las fronteras entre los países, en la parte norte del continente, son líneas rectas; un legado de la época colonial, cuando las potencias de ultramar dividieron el mundo como un pastel.

Sudán y Egipto

En 1899, el paralelo 22 fue simplemente reconocido como la línea fronteriza entre dos países. Al norte está Egipto, al sur Sudán, con la excepción de dos zonas que interrumpen la simétrica frontera, el Triángulo de Halayib y Bir Tawil, región que fue asignada por los británicos a Egipto.

El primero sí es un territorio de gran interés para cualquiera, con un área de 20 mil kilómetros cuadrados, el cual contiene depósitos de petróleo y posiblemente otros recursos naturales, pero el árido Bir Tawil no es tan rico y por eso nadie lo quiere.

Mapa de Bir Tawil

Bir Tawil es un área casi completamente salvaje de 2 mil kilómetros cuadrados, que en los mapas egipcios se muestra como perteneciente a Sudán, mientras que en los mapas de Sudán esta área está designada como parte de Egipto.

También se dice que la tierra no tiene una población permanente, aunque otras fuentes señalan la presencia de tribus nómadas Ababde, comunidad que se traslada de un sitio a otro al no tener litoral, aguas superficiales y tierra para la agricultura.

Jeremiah Heaton

Cualquiera que desee conocer esta desolada tierra tiene dos opciones: volar a la capital de Sudán, Jartum, alquilar un jeep y seguir por la carretera Shendi en un recorrido de cientos de kilómetros o viajar desde Egipto a través de la ciudad más al sur de Asuán.

Jeremiah Heaton, un granjero de Virginia intentó tomar la tierra como suya en 2014. Así fue que sus fotos poniendo su bandera en el desierto, circularon en Internet y en la prensa, cuando estableció el "Reino de Sudán del Norte" del que se proclamó rey.

Otras Noticias