Reino Unido

Cientos de migrantes que llegaron al Reino Unido en balsa escapan de hoteles donde estaban retenidos

Más de 10 mil personas han arribado de esta manera a la isla en lo que va de año.
sábado, 7 de agosto de 2021 · 21:52

Cientos de migrantes que llegaron al Reino Unido en los últimos días se escaparon de los hoteles donde estaban albergados, a poco tiempo de haber cruzado el Canal de la Mancha en pequeñas embarcaciones, una práctica que es bastante común.

El gobierno ha dispuesto estas instalaciones para que estas personas cumplan una cuarentena de 10 días, para lo que el Ministerio del Interior ha reservado una 10 mil camas hasta el próximo mes de enero.

Canal de la Mancha

Pero las autoridades del Reino Unido hablan de una creciente consternación por la cantidad solicitantes de asilo y el destino que tendrán dentro de sus fronteras, sobre todo en los sectores más conservadores, que repudian a los extranjeros.

Muchos residentes miran con indignación que los hoteles más exclusivos del centro de Londres sean destinados a migrantes que vienen huyendo de países en conflicto o de devastadoras crisis económicas y sociales.

Balsa de migrantes

El gobierno de Francia recibe la presión para establecer una brigada marítima que colabore con la guardia costera del Reino Unido, en un intento por que las balsas no lleguen a territorio británico, las cuales solo pueden ser intervenidas si solicitan ayuda, según la ley.

Francia ya recibió unos 54 millones de libras esterlinas provenientes del Reino Unido, como parte de los recursos necesarios para reforzar la vigilancia en las costas de norte y aumentar el número de efectivos en 200 oficiales.

Espera en Calais

En las zonas de Calais y Dunkerque hay unos 1500 migrantes esperando que el clima mejore y así poder partir a su destino soñado, con el riesgo de superar la capacidad de respuesta del Ministerio del Interior para atenderlos.

A mediados de julio, cuando unos 430 migrantes cruzaron el canal, las autoridades se quedaron sin espacio en el centro de acopio, por lo que los funcionarios de inmigración se vieron obligados a registrarlos en un estacionamiento, donde les ofrecieron pizzas por no tener la infraestructura para cocinar.

Otras Noticias