Nueva York

Nueva York implementa un pasaporte sanitario para lugares públicos cerrados a partir de septiembre

El gobierno ejerce presión para que los ciudadanos se vacunen.
martes, 3 de agosto de 2021 · 21:40

La ciudad de Nueva York requerirá, a partir de septiembre, que las personas utilicen un sistema que proporcione pruebas de haberse vacunado contra el coronavirus para que puedan ingresar a negocios cerrados como restaurantes, teatros y gimnasios.

El alcalde Bill de Blasio anunció el martes la implementación de un pasaporte sanitario, al que han llamado Excelsior Pass, que será proporcionado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en una tarjeta identificativa.

Pasaporte sanitario

Esto es crucial, porque sabemos que esto fomentará muchas más vacunas... Requerirá la vacunación de los trabajadores y clientes en el comedor en el interior, en las instalaciones de fitness en el interior, en las instalaciones de entretenimiento en el interior.

En un programa que han denominado Key to NYC Pass, que inicia el 16 de agosto, se tomaron como ejemplo otros ensayos que fueron implementados en varios países de Europa, como una forma de evitar la propagación del coronavirus en Nueva York.

Bill de Blasio

De Blasio sostiene que aún quedan por definir algunos detalles sobre esta nueva medida, para tomar en consideración el manejo de los menores de edad no vacunados, además de informar que no se aplicará a los restaurantes al aire libre.

Si quieres participar plenamente en la sociedad, tienes que vacunarte... Si vamos a detener la variante Delta, ahora es el momento. Esto va a dejar en claro; ¿Quieres disfrutar de todo lo grandioso en este verano de la ciudad de Nueva York? Ve a vacunarte.

Vacunación en la ciudad

Las autoridades buscan todos los medios posibles para promover la vacunación, llegaron incluso a ofrecer  incentivos de 100 dólares para los que se apliquen la inyección, dado que solo un 66% de los adultos en la ciudad de Nueva York se encuentra completamente inmunizado.

En Estados Unidos se ha visto que un sector importante de la población aún duda de la gravedad incluso de la existencia del coronavirus, llevando a un cúmulo de teorías de conspiración en torno a la vacuna que estos grupos no quieren aplicarse.

Otras Noticias