China

Escuelas y universidades en China comenzarán a enseñar la ideología de su propio presidente

Xi Jinping buscaría ser el Mao Zedong de su era.
jueves, 26 de agosto de 2021 · 09:30

El gobierno de China anunció un nuevo plan de educación con el cual se planea enseñar a los jóvenes el “Pensamiento Xi Jinping”, presentando al actual presidente del gigante asiático como un referente ideológico.

Esta estrategia, que abarca desde la escuela primaria hasta la universidad, busca fortalecer la "determinación de escuchar y seguir al Partido", lo que hace referencia a las corrientes políticas y la doctrina que siguen los altos funcionarios de la administración estatal.

Libro de Xi Jinping

Con el apoyo de un libro de texto obligatorio, titulado "Pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas en la nueva era", el partido comunista busca persuadir a las nuevas generaciones de cuál es el rumbo que deben seguir.

En septiembre, cuando terminen las vacaciones de verano, el texto estará disponible en todas las aulas. Feng Chongyi, profesor de estudios sobre China en la Universidad de Tecnología de Sydney, sostiene que Xi busca adoctrinar a la juventud china.

Partido Comunista de China

El mandatario pretende, según este académico, construir un culto a la personalidad similar al de Mao Zedong, comparando la situación con los chinos de las décadas de 1950 y 1960 que lloraban al ver a Mao y guardaban con recelo el "Pequeño Libro Rojo".

Esta estrategia de China tendría pocas probabilidades de triunfar en la era del internet, en la que existen muchos memes y burlas a Xi Jinping que constantemente son censurados y baneados por la autoridades que fiscalizan la web.

Escuelas chinas

El libro, que recoge el pensamiento de Xi Jinping, fue publicado por el Partido Comunista de China en 2018, mismo año en que fue reelegido presidente después de la abolición de los límites del mandato presidencial que le permitirían perpetuarse en el poder.

Anteriormente, la oficina de educación del gobierno municipal de Shanghai puso fin a los exámenes de inglés de la escuela primaria, además de la prohibición de libros de texto extranjeros sin la revisión o aprobación de las autoridades.

Otras Noticias