Tesla

La trampa de Tesla para que algunos clientes paguen 1.500 dólares extra por su plan de suscripción

Que tu auto se conduzca solo puede ser más caro de lo que se pensaba.
lunes, 19 de julio de 2021 · 09:00

Tesla Inc. lanzó un plan de suscripción en el que, por 199 dólares al mes, sus usuarios tienen acceso al paquete completo de conducción autónoma el cual se habría ofrecido por primera vez a una tarifa de único pago por 10 mil dólares.

Pero la empresa tiene un as bajo la manga para sacar un poco más de dinero, exigiendo a todos los clientes con automóviles anteriores al año 2019 a pagar un monto de 1.500 dólares por una actualización de hardware.

Vehículos Tesla

El paquete "Full Self-Driving" promete nuevas características de asistencia al conductor que permiten que el automóvil tome más decisiones por sí mismo, entre las que se incluyen navegación en piloto automático, cambio de carril automático, autopark y control de semáforos y señales de alto.

La polémica surge porque Tesla había prometido, desde que lanzaron los primeros ejemplares al mercado, que todos los vehículos que salieran de su planta contaban con la capacidad de ejecutar el programa de conducción autónoma.

Full Self-Driving

Desde 2016, Tesla ha dicho que todos sus autos tienen incorporado hardware de conducción autónoma total y es el software lo que cuesta el dinero extra, pero la última versión del programa de conducción solo es soportada por la última generación de computadoras instaladas en los autos.

Además de este hecho, otro suceso que generó descontento fue que la empresa de Elon Musk vendió este software a sus primeros clientes a un precio mucho más elevado y desde ese momento hasta ahora no había tenido ninguna utilidad.

Elon Musk

Otra de las promesas rotas por Tesla fue con el sistema "Solar Roof", un mecanismo de alimentación eléctrica para los hogares, el cual fue aumentado deliberadamente de precio después de que algunos clientes firmaran contratos y esperaran por más de un año su instalación.

Pareciera que Tesla está jugando con la lealtad de sus clientes al mostrar dificultades para cumplir con su palabra a la hora de lanzar promociones. La startup de 40 billones al año ahora debe revaluar sus esquemas éticos o simplemente mejorar su memoria institucional.

Otras Noticias