Irlanda

La enigmática desaparición de una casa en una isla de Irlanda

Un misterio en la isla de Tory.
domingo, 18 de julio de 2021 · 17:08

El galardonado documentarista Neville Presho volvía a la isla de Tory ubicada al noroeste de Irlanda después de un largo viaje de 8 años, pero la sorpresa que le esperaba desató el misterio en la zona, cuando se percató que la construcción ya no existía.

Aquel verano el hombre se acercaba al puerto mientras buscaba con la vista la estructura blanca, donde pensaba pasar sus años de retiro disfrutando de la vista al mar, pero lo que consiguió fue solo algunos escombros en aquel emplazamiento.

Neville Presho

Todo lo que vi fue 15 centímetros de tubería de plástico que sobresalían del suelo, lo que había sido mi suministro de agua... Había grandes rocas de unos 2,5 por 0,5 metros en lo que había sido el perímetro (de la casa). Mi tina estaba boca abajo en la playa.

Fue entonces que comenzó su aventura para descubrir que era lo que realmente había pasado con su propiedad, una historia con muchos enigmas, lo que dio pie a que Conor McKay y Michael Shannon graben un corto para la BBC llamado "La casa que desapareció".

Casa de Neville

Al principio, cuando Neville comenzó a preguntarle a los locales, se encontró con un extraño silencio y respuestas evasivas, otros justificaban aquel incidente con un torbellino, pero en las respuestas más perturbadoras alguien se refirió a un extraño resplandor en el cielo.

Incluso una persona quiso responderle al hombre y se limitó a decir que era mejor que no indagara, dejando a Neville muy aturdido con toda la situación, ya que nunca volvió a ser el mismo, según cuenta la reseña de McKay.

Condado de Donegal

La casa desaparecida en el Condado de Donegal, en Irlanda, generó incluso un escándalo legal, cuando un investigación ordenada por un tribunal dictaminó que había sido derribada, incluso alguien declaró que le ofrecieron dinero para demolerla.

Se llegó a acusar a un hotelero local de haber destruido el inmueble para mejorar la vista, pero el juez determinó que no habían pruebas suficientes, al final se le otorgó una indemnización de 55 mil dólares, pero el daño psicológico y el costo personal marcó a Neville para siempre.

Otras Noticias