Coronavirus

Coronavirus: nuevo estudio sugiere daño cerebral como consecuencia a largo plazo

Autoridades refuerzan sus argumentos para promover la vacunación.
jueves, 1 de julio de 2021 · 09:00

Investigadores del Reino Unido pidieron a unas 400 personas realizarse un escaneo cerebral luego de haber superado el coronavirus para establecer una comparación con estudios previos y determinar el impacto de esta enfermedad a nivel neurológico.

Ahora la pérdida del gusto y el olfato tiene una explicación plausible al determinar que el virus que aterroriza al mundo también ocasiona pérdida o disminución del tejido cerebral, aunque el proceso de cómo se da esto aún no ha sido determinado.

Tomografía

El Dr. Scott Gottlieb, quien habría ejercido como comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), se presentó en la televisión nacional norteamericana este fin de semana para exponer los resultados de esta investigación sobre el coronavirus.

Es muy preocupante porque sugiere que el virus podría estar teniendo un efecto directo en ciertas partes del cerebro... el balance de la información que estamos acumulando indica que el COVID es una enfermedad que podría crear síntomas persistentes.

Coronavirus visto en un microscopio

Las secuelas poscoronavirus también incluyen un daño sustancial al sistema nervioso central, además de una inusual arritmia cardíaca, donde se observa que los latidos de corazón se vuelven más rápidos y continuos.

Otros patrones alarmantes relacionan la enfermedad con una zona del cerebro que se ocupa de la memoria, la cual presenta un alto riesgo para enfrentar dificultades, pensar o concentrarse, lo que en el argot médico se le conoce como niebla cerebral.

Daño latente

El estudio fue realizado por científicos de la Universidad de Oxford y del Imperial College de Reino Unido, en colaboración con los Institutos Nacionales de Salud estadounidenses, que hicieron las clásicas comparaciones que toman en cuenta edad, género y etnia semejante.

Las autoridades en materia farmacéutica en Estados Unidos plantean esta situación como otro argumento de fuerza para terminar de convencer a sus ciudadanos de la importancia de vacunarse, en un país donde el negacionismo es una amenaza para la salud pública.

Otras Noticias