Antártico

Millones de metros cúbicos de agua desaparecen dejando un cráter gigante en el Antártico

Expertos advierten los peligros crecientes del cambio climático.
lunes, 28 de junio de 2021 · 18:25

La comunidad científica ha quedado atónita con un acontecimiento oceánico en el polo sur, cuando más de 736 millones de pies cúbicos de agua alojado en un lago desaparecieron repentinamente, dejando un enorme agujero en la superficie del Antártico.

Un cráter de hasta 6,5 kilómetros quedó como evidencia de este raro fenómeno, que los investigadores del instituto de Oceanografía Scripps de la Universidad de California en San Diego se han propuesto investigar a fondo.

Fotos satelitales

Las primeras impresiones sobre la extinción de este lago en el Antártico los han llevado a pensar que representa una gran amenaza para el medio ambiente, pues contribuye de manera significativa al deshielo de los polos y por ende al calentamiento global.

Con la ayuda de imágenes satelitales se ha podido ilustrar la desaparición de este banco de agua dulce, que aparentemente habría sido drenado al mar luego de que un debilitamiento de las capas de hielo no pudiera soportar su peso, y las proyecciones no son nada esperanzadores.

Especialistas buscan más respuestas

Se ha proyectado que el derretimiento de la superficie de la Antártida se duplicará para 2050, lo que genera preocupaciones sobre la estabilidad de otras plataformas de hielo.

Roland Warner, glaciólogo de la Asociación del Programa Antártico Australiano en la Universidad de Tasmania, explicó el proceso para que este depósito de agua atravesara unos 1400 metros de hielo y se escapara.

El deshielo continúa

Creemos que el peso del agua acumulada en este lago profundo abrió una fisura en la plataforma de hielo debajo del lago, un proceso conocido como hidrofractura, provocando que el agua se escurra hacia el océano de abajo.

La hidrofractura es un proceso propio del calentamiento global, que evidencia el deterioro que vive nuestro planeta, generando un aumento en los niveles del mar, como ya habría sido advertido por especialistas durante años.

Otras Noticias