Perú

Fujimorismo usa la peor estrategia: Vladimiro Montesinos buscó alterar las elecciones desde prisión

Los audios contradicen las declaraciones oficiales de las autoridades.
domingo, 27 de junio de 2021 · 10:00

Exasesor de Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos realizó 17 llamadas desde la Base Naval del Callao en Lima, dirigidas a Pedro Rejas, un aliado del Fujimorismo, que a última hora decidió delatar a su equipo y filtrar las grabaciones que sorprendieron a todo Perú.

El Jefe de facto del Servicio de Inteligencia Nacional durante la dictadura habría estado tratando de influir en los resultados electorales, para beneficiar a Keiko Fujimori, que obtuvo algunos votos menos que su opositor Pedro Castillo.

Vladimiro Montesinos

La Marina de Guerra y el Instituto Nacional Penitenciario habrían declarado que Montesinos solo habría pedido permiso para hacer uso del teléfono en dos oportunidades, pero el periodista Gustavo Gorriti demostró en su sitio web que esto era falso.

Montesinos no llamó dos veces a Pedro Rejas. Entre el 2 y el 24 de junio, Vladimiro Montesinos llamó 17 veces a Pedro Rejas desde el mismo número de la Base Naval, el 598-8023. Esas 17 llamadas significaron 12 conversaciones y cinco llamadas no contestadas.

Junta Nacional Electoral

El excandidato presidencial Fernando Olivera reveló los audios que registran el contacto telefónico iniciado días antes de que se diera la segunda vuelta de las elecciones, donde daba indicaciones para influir en las altas esferas de la Junta Nacional Electoral.

En los audios se escucha como Montesinos le indica a Pedro Rejas que se ponga en contacto con el abogado Guillermo Sendón, como una forma de tener “llegada directa” a los magistrados del Pleno del JNE, quienes recibieron las impugnaciones de Keiko.

Keiko Fujimori

Yo qué gano con esto, nada. No me interesa, uy tampoco jamás les voy a pedir nada, simplemente estoy tratando de ayudar porque si no (...), la chica terminará presa… esa es la situación, ¿ya?.

Fueron las palabras del ex militar que cumple una condena de 25 años por la masacre de Barrios Altos en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad (Cerec), sobre la situación de Keiko Fujimori; quien enfrenta un proceso por los presuntos delitos de crimen organizado, lavado de activos, obstrucción a la justicia y falsa declaración en proceso administrativo.

Otras Noticias