Italia

Activistas señalan que nueva ley LGBT en Italia enfrenta intrusión del Vaticano

La Ley Zan se ve frenada por intereses religiosos.
miércoles, 23 de junio de 2021 · 08:20

La derecha política y el clero de Italia se han encargado de frenar una propuesta de ley contra la discriminación a la comunidad LGBT, así lo han denunciado activistas de la península que señalan una intromisión indebida en los procesos legislativos de la nación.

El arzobispo Paul Gallagher, quien funge como ministro de Relaciones Exteriores del Vaticano, envió una carta la semana pasada al embajador italiano Pietro Sebastiani, en la cual argumentó que la ley infringe el acuerdo diplomático de Italia con el Vaticano.

Arzobispo Paul Gallagher

Matteo Bruni, vocero del Vaticano, advirtió que previamente la santa sede envió una comunicación diplomática el pasado 17 de junio a las autoridades de Italia, donde habrían establecido los cambios recomendados por la autoridad católica.

El nuevo instrumento legislativo que molesta a las autoridades del Vaticano implica que las escuelas, incluidas las católicas, deben organizar actividades un día determinado del año para combatir la homofobia y la transfobia.

Senado italiano

El gobierno tiene la obligación política y moral no solo de resistir la presión, sino de denunciar unilateralmente esta injerencia sin precedentes en los asuntos estatales. (Roberto Grendene - Secretario de la Unión de Ateos y Racionalistas Agnósticos).

La Ley Zan recibe su nombre por el legislador y activista por los derechos de los homosexuales, Alessandro Zan, conocido por promover judicialmente derechos de los italianos, como las uniones de hecho y luchar contra la homofobia y misoginia.

Alessandro Zan

Anteriormente, el Vaticano habría tratado de ejercer su influencia contra proyectos de ley que legalizan la interrupción del embarazo y el divorcio, para más tarde invertir muchos recursos en referéndums con la finalidad de derogarlos, pero que no llegaron a ninguna parte.

Este proyecto busca que las mujeres, personas homosexuales, transgénero y con discapacidades sean protegidas so pena de sanción por delitos de odio, que conllevaría a consecuencias penales a todo aquel que incurra en actos de discriminación.

Otras Noticias