Irán

Irán mantiene una línea radical en el poder con la llegada de Ebrahim Raisi como nuevo presidente

El nuevo líder enfrentará grandes retos para superar las sanciones.
sábado, 19 de junio de 2021 · 20:11

El clérigo ultraconservador de Irán, Ebrahim Raisi, fue elegido presidente de la república árabe de Irán con un 62% de los votos, en una elección marcada por la abstención, donde solo asistió un 48,8% de votantes a las urnas, la cifra más baja en la historia.

Quien hasta ahora habría sido presidente del Tribunal Supremo asumirá su cargo el próximo mes de agosto, para relevar a Hassan Rouhani, aunque muchos sectores sostienen que la figura de Raisi se perfila como un posible sustituto al Líder supremo Alí Jamenei.

Ebrahim Raisi nuevo presidente de Irán

La baja participación política en las elecciones de Irán, se atribuye a lo que muchos califican como una democracia ficticia, donde solo llegan a presentar su candidatura, aquellos que son del agrado del líder supremo.

Raisi fue responsable de las sanciones que Estados Unidos impuso al país árabe en 2019, cuando en su investidura judicial, ordenó la ejecución masiva de miles de prisioneros, en los que se encontraban opositores políticos y manifestantes.

Pena capital en Irán

Ahora con una nueva administración en los Estados Unidos, Ebrahim Raisi enfrentará el reto de negociar nuevamente el acuerdo nuclear, con miras a librarse de las sanciones impuestas por Norteamérica, sumado a una recesión económica y la pandemia.

Los antecedentes del nuevo presidente de Irán llevan a muchos a pensar que estamos ante un extremista, con una conducta que resulta bastante conservadora. Sin embargo como presidente, deberá responder a la comunidad internacional sobre los temas de interés mundial.

Retos a nivel internacional

Creo que esto se remontará a la cantidad de flexibilidad que Raisi mostrará en las negociaciones. Un punto importante es a quién nombrará para las negaciones nucleares. Hamed Mousavi - Universidad de Teherán.

Para avanzar en el acuerdo nuclear e integrarse al mundo, Irán debe replantear sus políticas de derechos humanos, derechos de la mujer, y una apertura a la oposición que ha sido fuertemente reprimida desde la llegada de la revolución islámica.

Otras Noticias