Francia

Ikea recibió una multa de 1,2 millones de dólares por espiar a sus empleados

La sanción incluyó penas de prisión en suspenso para los directores generales.
jueves, 17 de junio de 2021 · 09:00

La sucursal de Ikea en Francia habría espiado a varios de sus empleados entre 2009 y 2012. Así lo determinó el tribunal penal de Versalles, que declaró culpable a parte de la directiva de esta empresa por robar datos personales por medios fraudulentos.

Dos millones de euros de multa y pena de prisión firme para Jean Louis Baillot, expresidente y director general de Ikea, fue el pedido inicial de la fiscalía, en un juicio relámpago de dos semanas, en el pasado mes de marzo.

Transgresión del secreto profesional

La sentencia del juez competente terminó con una pena de 2 años de prisión en suspenso y una multa personal de 50 mil euros para Baillot, que estuvo al frente de la compañía en Francia desde 1996 hasta 2002.

El ejecutivo ha negado todo tipo de culpabilidad, salvándose de otras acusaciones como transgresión del secreto profesional, mientras que el sucesor en su cargo, Stefan Vanoverbeke, que dirigió la franquicia de 2010 a 2015, fue absuelto por falta de pruebas.

Un caso con casi una década

Este caso saltó a la luz pública en 2012 cuando se reveló todo un sistema de vigilancia, que abarcaba todos los aspectos de la vida de sus empleados e incluso se extendía a los clientes, donde analizaban los movimientos y el patrimonio de sus objetivos.

Un grupo de 15 personas desfiló por el estrado para brindar su testimonio, en los que se vieron a ex directivos, directores de tiendas, funcionarios de policía y el jefe de una empresa de investigación privada.

Podrían venir nuevos juicios

Si bien este corto juicio solo abarcó 3 años, todo indica que estas prácticas poco éticas se venían dando en esta sede de la transnacional desde el año 2000, lo que podría generar que la fiscalía lance otra ofensiva judicial pronto.

Jean-François Paris, ex jefe de seguridad de Ikea Francia entre 2002 a 2012, admitió los controles masivos por parte del almacén de muebles, para recibir una condescendiente pena de 18 meses de prisión en suspenso y una multa de 10 mil euros.

Otras Noticias