G7

Culmina cumbre del G7 con la promesa de mil millones de vacunas sin ser alcanzada y temor a China

Después de tres días de reuniones aquí les presentamos un balance.
lunes, 14 de junio de 2021 · 17:05

La Declaración de Carbis Bay fue firmada por todos los países del G7 y deja la misión de poner fin a la pandemia como punto central. Además las potencias que suscriben el documento acordaron la financiación y ayuda a las naciones más pobres.

Este interés de los países más ricos llega con un trasfondo geopolítico que va más allá de la empatía con el tercer mundo, puesto que el avance económico que ha tomado China en los últimos años, lo ha convertido en una verdadera amenaza para los poderosos de occidente.

Preocupación por China

Ahora la coalición conformada por  Alemania, Canadá, los Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, conocida como G7, promete a los países en vías de desarrollo, dinero vacunas y atención, para contrarrestar la influencia China.

Después de proponer el objetivo de recolectar mil millones de vacunas, para que fueran donadas a quienes más las necesitaran, no lograron alcanzar la meta, llegando al número de 870 millones, sumado al hecho de que solo Estados Unidos ofreció 500 millones de ellas.

Prometen donar vacunas

Este compromiso del G7 es el comienzo de la acción necesaria para poner fin a esta pandemia. Sin embargo, sigue existiendo la necesidad urgente de compartir inmediatamente más vacunas con el mundo. Necesitamos un plan claro para abordar el déficit en el suministro de vacunas. Joanna Rea - Unicef.

La reunión que llega en un momento tan delicado de la historia, también prometió recaudar 100mil millones de dólares al año, para subvencionar a las naciones con pésimas economías, que han llevado a la brecha social más significativa de la historia.

Biden se roba el show

Joe Biden llega a la cita luego de que la política exterior de Estados Unidos fuese tema candente por mucho tiempo, con el mandato de Donald Trump. La primera economía del mundo replanteó el debate sobre temas como el proteccionismo estatal y la migración.

Pero el 46º y actual presidente del país norteamericano, también hace de las suyas para llamar la atención, en dos ocasiones se salió de la formalidad, cuando ignoró el protocolo oficial en su reunión con la reina Isabel, al saludarla sin quitarse los lentes de sol. También destacó el hecho que respondió una pregunta no autorizada por sus asesores, a lo que él mismo confesó que le traería problemas con su equipo.

Otras Noticias