Vía láctea

Astrónomos descubrieron en la vía láctea una nueva clase de sol con luz parpadeante

La estrella podría estar siendo orbitada por un cuerpo desconocido.
lunes, 14 de junio de 2021 · 18:01

VVV-WIT-08 es el nombre que ha recibido esta estrella a 25.000 años luz de distancia, la cual llamó la atención del equipo de astrónomos del Observatorio Europeo del Sur, por su capacidad para perder y retomar brillo de manera intermitente.

Los expertos han explicado que es común que este tipo de cuerpo celeste pierda intensidad en algunas ocasiones, bien sea por que pulsan o por que son eclipsadas, pero lo nunca antes visto es que vuelvan a brillar por completo.

VVV-WIT-08

Calificada como un gigante parpadeante en la Vía láctea, esta extraña estrella resulta 100 veces más grande que nuestro sol, que tiene un radio de 696.340 km, y una masa de 1,989 × 10^30 kg.

El Dr. Sergey Koposov parte del equipo que hizo el descubrimiento, reveló que existe un objeto oscuro y alargado que está orbitando a esa estrella, el cual oculta la luz de nuestros ojos una vez cada par de décadas.

Fotografías de VVV-WIT-08

Es sorprendente que acabamos de observar un objeto oscuro, grande y alargado que pasa entre nosotros y la estrella distante y únicamente podemos especular cuál es su origen.

Este gigantesco sol se encuentra en una región muy densa de la Vía Láctea, y algunas simulaciones practicadas por los científicos, descartan la posibilidad de que esto solo se trate de una mera casualidad, con probabilidades muy bajas.

Modelo computarizado

Otro equipo de Astrónomos en el Reino Unido han realizado descubrimientos similares, sentando las bases de lo que podría ser un nuevo tipo de estrellas, con un particularidad asombrosa que lleva a replantear todo lo que conocemos sobre el universo.

La Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral, conocida como ESO, es una organización astronómica intergubernamental fundada en el año 1962, que actualmente cuenta con uno de los telescopios más poderosos del mundo, con el que en el año 2007 observaron el planeta Gliese 581, que tiene un sorprendente parecido a la tierra.

Otras Noticias