ISRAEL

Israel homenajea a las víctimas de la celebración religiosa que terminó en una estampida humana

Autoridades asumieron la responsabilidad pero "no la culpa".
domingo, 2 de mayo de 2021 · 09:40

Tras la estampida humana que se produjo en Israel y que dejó al menos 45 fallecidos, los ciudadanos del país conmemoraron a las víctimas con un día de luto y banderas a media asta. 

Así lo anunció el presidente de Israel, Reuven Rivlin, quien además de solidarizarse con la familia de las víctimas, pidió por la pronta recuperación de los más de 150 heridos. 

Fuente: RTVE 

Hasta el momento, no se sabe las causas que produjeron que miles de personas salieran en una estampida humana de una de las celebraciones más importantes del país de Medio Oriente. 

Llevaremos a cabo una investigación exhaustiva, seria y profunda para asegurarnos de que una tragedia como esta nunca vuelve a suceder. Hubo escenas descorazonadoras aquí. Personas han sido aplastadas hasta la muerte, niños incluidos"

Dijo el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en una visita al lugar de los hechos en compañía de los grupos de riesgo para evaluar la situación. 

El evento congregó a miles de judíos que conmemoraban la muerte de uno de los rabinos más importantes de su religión.

Cabe destacar que esta fiesta judía se llama Lag Baomer y conmemora la muerte del rabino Shimon Bar Yochai, uno de los más importantes de su religión. 

Este evento convocó a más de 1.000 de ciudadanos ultraortodoxos y tras su jornada de vacunación exitosa, ha sido la más visitada en el año de la pandemia. 

Aún no se saben las causas, pero al momento de su finalización, miles de personas salieron del recinto corriendo y es en este momento donde se produjo el accidente. 

Algunos medios locales culparon a la mala organización por parte de las autoridades, mientras que otros aseguran que fue por una caída de muchos comensales. 

Banderas a media asta fueron izadas en las entidades más importantes del país.

Las víctimas no solamente fueron ciudadanos oriundos de Israel, ya que las autoridades contabilizaron a seis estadounidenses, un británico, dos canadienses y un argentino. 

Por último, el Primer Ministro asumió la responsabilidad del hecho pero "no la culpa", ya que defiende que no fue error de las autoridades del país.