AVIFAVIR

Avifavir: el fármaco ruso contra el coronavirus que causa dudas en los científicos

Se espera que sea comercializado principalmente en Latinoamérica.
sábado, 17 de abril de 2021 · 13:04

El fármaco contra el coronavirus realizado en Rusia denominado Avifavir tiene a la comunidad médica dividida sobre su uso para curar la enfermedad. A pesar de que hay médicos que sostienen sus buenos resultados, hay otros que aún mantienen dudas por su acelerada aprobación. 

Este remedio fue testeado y se hicieron los estudios pertinentes a su eficacia. Sin embargo, muchos científicos explican que estas pruebas no son suficientes para recomendar y comercializar un medicamento contra un virus del que aún se sabe muy poco, así como tampoco de los efectos que podría dejar como secuela. 

Avifavir tiene como reactivo el compuesto Favipiravir y fue ideado en el 2014 como cura para la influenza.

Los especialistas en farmacología también cuestionan que la investigación haya sido llevada a cabo con un número muy restringido de voluntarios, ya que lo correcto es que cada análisis se haga con al menos 2.000 voluntarios con diferentes edades y patologías. 

El Avifavir contó con un total de 25 análisis, y Rusia especificó que fue realizado para comercializarlo principalmente en Latinoamérica, ya que es el continente que más contagiados reporta hasta el momento. 

Una gran parte del gremio médico sigue considerando la vacunación como única solución para acabar con el coronavirus.

A pesar de que países como Venezuela y Guatemala se encuentran en conversaciones con las autoridades rusas para lograr su exportación y comercialización como una cura para el coronavirus, una investigación realizada en China podría cambiarlo todo

En dicho país asiático, donde el Avifavir ya se encuentra disponible desde mayo, se llevó a cabo un análisis de este fármaco que comprendió desde su composición hasta su eficacia, y la misma dio como conclusión que aún es muy pronto para calificarlo como tratamiento poderoso contra el virus

Fuente: France 24

Cabe destacar que este medicamento fue creado en el 2014 contra la influenza que afectó varios países del mundo, y aunque contra esta enfermedad sí arrojó buenos resultados, la mayor parte del gremio médico sigue esperando más pruebas de su resultado positivo y alegan que, hasta el momento, lo único seguro es la vacunación.