VACUNA ASTRAZENECA

Alemania suspende vacunación con AstraZeneca para menores de 60 años

31 pacientes desarrollaron trombosis tras ser vacunados.
jueves, 1 de abril de 2021 · 12:00

La vacuna AstraZeneca ha causado polémica en el mundo tras conocerse una posible relación entre el desarrollo de trombosis luego de aplicarla. A pesar de las investigaciones realizadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), Alemania decidió suspender la vacunación con este fármaco en menores de 60 años. 

Esta suspensión se decidió llevar a cabo luego que nueve pacientes fallecieran tras aplicarse la vacuna AstraZeneca y haber desarrollado coágulos en la sangre, aunque fue un total de 31 pacientes que padecieron dicha complicación de salud.

Alemania suspendió la aplicación de la vacuna AstraZeneca en menores de 60 años como medida de precaución.

 

Los datos disponibles que muestran la aparición inhabitual, pero muy grave, de trombosis como efecto secundario. Principalmente a personas menores de 60 años entre 4 y 16 días después de la vacunación.

La mayoría de los casos por trombosis en Alemania se desarrollaron en mujeres en edades comprendidas entre 20 y 63 años, lo que llevó a las autoridades de Salud alemanas a iniciar una investigación relacionada al caso

Por los momentos, las personas que deseen aplicarse la vacuna AstraZeneca y sean menores de 60 años podrán hacerlo, aunque deberán presentar un informe médico en el que se detalle un buen estado de salud en el paciente y que los riesgos por trombosis en su organismo son mínimos. 

31 pacientes desarrollaron coágulos en la sangre tras haberse vacunado, de los cuales nueve fallecieron.

Para los ciudadanos que ya se aplicaron su primera dosis podrán acceder a la segunda sin ningún problema o podrán esperar a que las autoridades indaguen más sobre el tema para poder continuar. 

Actualmente, Alemania es uno de los países que mayor contagiados de Europa registra, ya que sobrepasa la barrera de los 2.5 millones de casos y más de 70.000 personas han fallecido a causa del coronavirus.