Espionaje

Reino Unido cree que el Jeque de Dubái ordenó piratear el teléfono de la princesa Haya

El software espía Pegasus vuelve a ser noticia.
jueves, 7 de octubre de 2021 · 09:00

Un fallo del Tribunal Superior de Justicia británico determinó que los agentes del jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum llevaron a cabo una operación de espionaje hacia su exesposa, la princesa Haya, utilizando un poderoso programa de vigilancia israelí para piratear su teléfono.

Esta "vigilancia ilegal" se extendió a su asistente personal, dos de sus abogados y dos miembros de su equipo de seguridad por medio del polémico software espía Pegasus, del Grupo NSO, después de que ella huyera a Londres con sus dos hijos.

Pegasus Spyware de NSO 

El software de espionaje Pegasus permite a los agentes tomar el control de un teléfono sin necesidad de que su propietario haga clic en un enlace y estos pueden recopilar registros de llamadas, correos electrónicos, coordenadas GPS, mensajes de texto y grabaciones de las cámaras y micrófonos.

Los funcionarios de la empresa NSO han dicho que Pegasus tiene licencia exclusiva para los gobiernos, así estos pueden usarlo en el seguimiento de terroristas y delincuentes. Pero también puede revocar contratos si las investigaciones muestran que se está haciendo uso indebido de la herramienta.

Derechos Humanos comprometidos

El Grupo NSO dijo en un comunicado a The New York Times que está comprometido con los derechos humanos y cooperó en la investigación del tribunal, aunque no reconoce su jurisdicción.

Según el fallo judicial, el teléfono de Haya fue pirateado 11 veces durante el verano de 2020 por orden "expresa o implícita" de Sheikh Mohammed mientras se preparaba para las audiencias de custodia relacionadas con el cuidado a largo plazo de ella y sus hijos.

Princesa Haya

Los documentos judiciales también mostraron que más de 250 megabytes de sus datos fueron "extraídos de forma encubierta" de su teléfono, lo que incluye potencialmente cantidades masivas de fotos, videos, grabaciones de audio, mensajes de texto o correos electrónicos.

Sheikh Mohammed también intentó comprar una propiedad de 77 acres que estaba tan cerca de la casa de Haya en Londres que habría estado en "una posición privilegiada para la vigilancia directa o electrónica".

Otras Noticias