Rusia

Rusia: la 4ta ola de coronavirus deja récord de fallecidos y frustración en el gobierno

El país ya superó las 460 mil pérdidas humanas en los que va de pandemia.
sábado, 30 de octubre de 2021 · 18:20

Rusia registró este fin de semana otro récord diario de fallecimientos por coronavirus, incluso después de una medida del Ejecutivo que buscaba detener el contagio, manteniendo a la mayoría de las personas fuera de sus espacios laborales.

El grupo de trabajo del Gobierno contra el coronavirus informó 1.163 pérdidas humanas en 24 horas, el mayor número diario desde que comenzó la pandemia, lo que llevó al total oficial de 236.220 muertes, mucho más alto que el de Europa.

Récord de fallecimientos

El servicio estatal de estadísticas Rosstat, que cuenta las muertes por coronavirus según criterios más amplios, publicó cifras el viernes que indican un número de víctimas mucho mayor. Solo en septiembre reportó 44.265.

Las medidas contra la pandemia de Vladimir Putin comenzaron con un bloqueo estricto a principios de 2020 y se redujeron antes de una votación en julio sobre cambios constitucionales. Rusia ha tenido problemas para convencer a su población de vacunarse luego de ser el primero en registrar una fórmula contra el virus.

Decepcionantes tasas de vacunación

Con un 35%, la tasa de vacunación de Rusia se ubicó entre las más bajas del mundo. En las últimas semanas, los funcionarios han intensificado las advertencias sobre el coronavirus y la necesidad de vacunas.

Moscú introdujo códigos QR para probar el estado de la vacuna para ingresar a bares, restaurantes y cafés, pero la impopular medida se abandonó después de unas semanas. Algunos analistas dicen que la desconfianza de los rusos hacia las autoridades y el escepticismo hacia los médicos se remonta a la época soviética,  explicando así la reticencia de la ciudadanía a la inmunización. 

Reticencia rusa a las vacunas

Los récords de fallecimientos siguen siendo subestimados, según la opinión de muchos analistas independientes, en un escenario donde los hospitales están pasando apuros y los propietarios de pequeñas empresas están molestos por la reimposición de restricciones.

Desde el jueves se cerraron los jardines de infancia, escuelas, gimnasios, lugares de entretenimiento y la mayoría de las tiendas, restringiendo los restaurantes a la comida para llevar o la entrega a domicilio. Las tiendas de alimentos, las farmacias y las empresas que operan la infraestructura clave permanecieran abiertas.

Otras Noticias