Mali

Medios internacionales reportan condiciones de esclavitud en comunidades marginales de Mali

Los expertos dicen que corren el riesgo de perder sus hogares y el acceso al agua y la tierra si protestan contra la práctica.
sábado, 30 de octubre de 2021 · 10:42

Esta semana la ciudad de Bafoulabe, en Mali, fue escenario de un sórdido episodio que puede resultar atemporal a cualquiera, cuando un grupo de personas que portaban gruesos palos de madera y machetes atacó y humilló a locales que celebraban el día de la independecia.

Considerados literalmente como "esclavos", recibieron malos tratos de ciudadanos descendientes de familias esclavistas que se consideran "nobles" en la región, una práctica que puede observarse en la región occidental de Kayes del país.

Los ataques de finales de septiembre en la ciudad de Bafoulabe continuaron durante dos días, matando al menos a un hombre e hiriendo al menos a otros 12, dijeron el viernes expertos de Naciones Unidas.

Condiciones de esclavitud en Mali

Aunque la esclavitud como institución fue abolida oficialmente en Mali durante el gobierno colonial hace más de un siglo, la llamada "esclavitud basada en la descendencia" todavía persiste en la actualidad. 

Las jerarquías históricas de siglos de antigüedad han dividido a las comunidades en varias castas sociales, como nobles, jefes, artesanos y esclavos, que se encuentran en el peldaño más bajo de la sociedad y simplemente han heredado su estatus de sus antepasados esclavizados.

Incluso en una época de relativa paz, las vidas de las personas esclavizadas están muy controladas en las comunidades feudales, pues no se les permite convertirse en alcaldes o jefes de aldea, poseer tierras o hasta casarse con otra persona que no sea de su "clase".

Pérdida de tierras

Durante celebraciones como bodas o nacimientos, se espera que sirvan a los nobles sacrificando animales y preparando sus comidas. Según los sucesores de familias esclavistas privilegiadas, esta práctica tradicional es totalmente voluntaria. Pero los descendientes de esclavos dicen lo contrario. 

Entre 2018 y principios de 2021, más de 3.000 personas provenientes de linajes de esclavos fueron desplazadas por la fuerza en Kayes. Gambana, una destacada organización pacifista y contra la esclavitud, estima que hay 200.000 de esas personas en la región.

Ir en contra de estas costumbres sociales tiene un alto costo. Los ataques contra quienes desafían la tradición se han vuelto cada vez más comunes en los últimos años, cuando aparecieron varios videos en las redes sociales de hombres que han sido golpeados públicamente y humillados con sus brazos y piernas atados.

Éxodo de las aldeas

El creciente número de ataques ha sembrado el miedo y provocado desplazamientos, unas 100 personas, en las que más de la mitad era niños, huyeron de su aldea y buscaron refugio en la capital, Bamako, en mayo pasado después de negarse a ser tratados como esclavos.

La socióloga maliense Brema Ely Dicko dice que el creciente número de ataques muestra que la llamada casta de los nobles no duda en usar la violencia para mantener el contrato social existente.

Otras Noticias