Otoniel

Colombia captura a Otoniel, uno de los narcotraficantes más grandes del mundo

El ejército lo presentó a los medios de comunicación esposado y en botas de goma.
domingo, 24 de octubre de 2021 · 21:25

El narcotraficante más buscado de Colombia finalmente ha sido capturado por las fuerzas de seguridad. Después de evadir a la justicia durante más de una década, ha caído Dairo Antonio Úsuga David, conocido por su alias Otoniel.

Ahora enfrenta acusaciones porque habría enviado decenas de cargamentos de cocaína a Estados Unidos, como también por orquestar una organización criminal de narcotráfico, acabar con la vida policías, reclutar y abusar de menores, entre otros delitos.

Dairo Antonio Úsuga David bajo custodia

Otoniel fue arrestado el sábado en la región de Urabá en Colombia cuando una fuerza militar de más de 500 soldados descendió a su escondite en la jungla, marcando la culminación de una persecución de años denominada operación 'Osiris'.

El presidente colombiano Iván Duque comparó la detención de Otoniel, de 50 años, con la captura hace tres décadas de Pablo Escobar, dado que el capo de la droga había logrado evadir a las autoridades y retener su libertad por más de 10 años.

Este es el golpe más grande contra el narcotráfico en nuestro país este siglo... Este golpe sólo es comparable a la caída de Pablo Escobar en la década de los noventa. 

Iván Duque

Otoniel es el presunto jefe del tan temido Clan del Golfo, cuyo ejército de criminales ha aterrorizado a gran parte del norte de Colombia para hacerse con el control de las principales rutas de contrabando de cocaína, a través de las espesas selvas del norte hacia Centroamérica y Estados Unidos.

Clan del Golfo

El Clan del Golfo tiene alrededor de 1.200 hombres armados, la mayoría ex miembros de grupos paramilitares de extrema derecha, y está presente en 10 de las 32 provincias de Colombia. Además del tráfico de drogas, el clan está involucrado con la minería ilegal según las autoridades, y está acusado de innumerables ataques a líderes comunitarios en todo el país.

Este jefe narcotraficante ha sido durante mucho tiempo un elemento fijo en la lista de fugitivos más buscados de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), que ofrecía una recompensa de 5 millones de dólares por su captura. 

Otras Noticias