Mako

La princesa Mako de Japón renuncia a sus privilegios y se casará con un excompañero de clase

Las reglas de sucesión imperial de ese país establecen que perderá su título después del matrimonio.
sábado, 2 de octubre de 2021 · 19:51

La princesa Mako de Japón se casará con su excompañero de clases a finales de este mes después de años de controversia, por lo que tendrá que renunciar a los ritos tradicionales, además decidió no aceptar el pago habitual que se da a las mujeres reales que se casan con plebeyos.

Así lo confirmó un funcionario de la Agencia de la Casa Imperial a la Agence France-Presse (AFP), en un acto que está previsto para el 26 de octubre.

La ceremonia de boda, el banquete de recepción y otros rituales no se llevarán a cabo y no se realizará un pago global. 

La pareja más polémica de Japón

Mako, sobrina del emperador Naruhito, está comprometida con su amado Kei Komuro desde 2017, y desde que se conoce su relación a enfrentado críticas que le hicieron desarrollar un complejo trastorno de estrés postraumático.

La hija del príncipe heredero de Japón, ha soportado años de excesiva cobertura mediática y demoras en sus planes de casarse con Komuro, sumado a una serie de acusaciones a la madre de Kei Komuro, que pidió dinero prestado a una pareja de su hijo y no lo devolvió.

Realeza de Japón

Después de que la prensa sensacionalista informara sobre las afirmaciones, estalló la polémica en torno a la joven, obligándolos a posponer la boda. Komuro se mudó a los Estados Unidos para asistir a la escuela de leyes en una medida que fue vista como un intento de calmar la atención negativa.

El príncipe heredero Akishino dijo el año pasado que apoyaba el matrimonio de su hija, pero que ella necesitaba ganarse la "comprensión" del público, sin embargo, la pareja parece haber decidido que han esperado lo suficiente.

Kei Komuro

Komuro regresó a Japón a principios de esta semana a un frenesí mediático, con un escrutinio particular de su cola de caballo recién desarrollada, ahora se encuentra en la cuarentena obligatoria de 14 días de la isla.

La noticia del matrimonio encabezó los titulares, con varios periódicos que imprimieron ediciones especiales para marcar el anuncio, pero la reacción en línea fue dividida, con algunos descontentos pero otros dando la bienvenida a la boda.

Otras Noticias