Salud Mental

Día Mundial de la Salud Mental: de qué se trata ir a terapia y cuáles son las señales físicas

Los trastornos psicológicos son cada vez más comunes en la época en que vivimos.
domingo, 10 de octubre de 2021 · 17:07

Mientras se cumplen 18 meses de la llegada de la pandemia mundial, llega una fecha que cobró una relevancia innegable en la llamada nueva normalidad. Este 10 de octubre es el Día Mundial de la Salud Mental, y aquí te dejamos algunos datos que pueden ser de tu interés.

Lo primero que se debe tener en cuenta antes de abordar el tema es que la terapia no es solo para personas con trastornos de salud mental o experiencias traumáticas intensas, sino más bien una elección de estilo de vida que, a su vez, puede ayudarlo a lograr una calidad de vida mucho mejor. 

Ayuda psicológica

La mayoría de nosotros no tenemos las herramientas para comprendernos a nosotros mismos a fondo, ni mucho menos determinar el estado de nuestra salud mental, como lo explica Deepali Godse, psicóloga y asesora de bienestar de Pune.

A través de la terapia, uno puede aprender a aceptarse a sí mismo como es, canalizar su energía y esfuerzo hacia el desarrollo general, aprender a identificar y monitorear cualquier pensamiento y creencia irracional y, finalmente, comprender mejor a los demás y disminuir el impacto emocional de las situaciones negativas.

Importancia de la terapia

La terapia puede ayudar a uno a desarrollar habilidades de liderazgo, comunicación, conexiones y habilidades sociales, así como un aprendizaje profundo de nuestro entorno. Además puede contribuir a reconstruir puentes rotos con los demás ayudándole a aprender tácticas de negociación, establecimiento de límites, paciencia, manejo de la ira y establecimiento de expectativas. 

Las encuestas sugieren que alrededor del 14% de la población o 1 de cada 7 personas padecen un trastorno psicológico. Los más comunes son los trastornos depresivos, los trastornos de ansiedad y el abuso de sustancias.

Abuso de sustancias

Las causas biológicas incluyen factores como la herencia, afecciones médicas, así como afecciones neurológicas y endocrinológicas y enfermedades infecciosas, a los que se suman casos de abuso de sustancias.

La depresión, la ansiedad y los trastornos alimentarios se pueden observar con mayor frecuencia en las mujeres, mientras que el abuso de sustancias es más común en los hombres. Los ancianos pueden ser más propensos a sufrir trastornos depresivos. 

Consecuencias físicas

Muchas afecciones médicas están relacionadas con problemas de salud mental, que incluyen la enfermedad de Parkinson, demencia, accidente cerebrovascular, afecciones endocrinológicas como la tiroides y la diabetes, otras afecciones médicas y ciertas infecciones. 

Otra categoría amplia incluye factores estresantes psicosociales, como el estrés temprano en la vida durante la infancia, abuso o negligencia física, emocional y sexual, familias disfuncionales, padres que sufren de abuso de sustancias, y cambios demasiado frecuentes del entorno.

Otras Noticias