ALEKSÉI NAVALNY

Crece la tensión entre Rusia y Alemania por el envenenamiento de Navalny

Moscú acusó a Berlín de “ralentizar” la investigación y de “no entregar” pruebas sobre el estado de salud el político ruso.
domingo, 6 de septiembre de 2020 · 12:00

(Agencia RT). El Gobierno ruso acusó a Alemania esta semana de “frenar” y “ralentizar” las investigaciones en torno a la causa por “posible” envenenamiento en agosto del político y opositor del oficialismo ruso, Alekséi Navalny.

La comunicación se dio a conocer por medio de la vocera del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zakharova, quien arremetió contra Berlín, Alemania, por “ignorar la solicitud de la Fiscalía General rusa” para dar a conocer el estado de salud de Navalny.

Alekséi Navalny

El balón va y viene de lado a lado. Por parte de Rusia, se pide que Alemania responda y dé el parte médico sobre la salud de Navalny, quien fue trasladado a Berlín, luego de que su familia exigiera su cambio a un hospital de Europa Central.

“Esperamos que el Gobierno ruso investigue este delito. Si no tiene nada que ver con el ataque, debería estar interesado en demostrarlo basado en hechos”, dijo Maas, citado por Zakharova.

Navalny, principal opositor de Vladimir Putin

Por otra parte, el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, instó a Rusia a tomar “medidas” en los próximos días para investigar el incidente de Alekseí Navalny, principal opositor de Vladimir Putin, presidente de Rusia.

"Estimado Sr. Maas, si el Gobierno de Alemania es sincero en sus declaraciones, entonces debe estar en sus intereses preparar una respuesta a la solicitud de la Fiscalía General de Rusia lo antes posible. Fue enviada el 27 de agosto", exigió Zakharova.

Navalny junto a sus simpatizantes

Hasta el momento no hay “indicios” que comprometan a Alemania en tratar de entorpecer la investigación que busque aclarar los hechos de envenenamiento en los que se vio como protagonista el político ruso Navalny y que hoy lo tienen en coma.

Alekséi Navalny fue trasladado en un avión ambulancia al hospital universitario de la Charité en Berlín el pasado 21 de agosto, luego de resultar misteriosamente envenenado arriba de un avión con destino a Moscú.

Otras Noticias