JACOB BLAKE

Volvieron las marchas en Kenosha, y la Guardia Nacional está alerta

La localidad de Kenosha, Wiscosin, EE.UU., es ahora el epicentro de protestas contra la violencia racial.
domingo, 30 de agosto de 2020 · 09:49

Bajo la vigilancia de la Guardia Nacional, retornaron ayer las manifestaciones en Wisconsin, Estados Unidos. Alrededor de unas mil personas se reunieron en otra marcha con una extensión de más de un kilómetro y medio de largo en la localidad de Kenosha, para repudiar los actos de violencia racial sistémica y en defensa de Jacob Blake.

Ya se cumplieron ocho días desde que empezaron las protestas contra la violencia racial derivadas por el reciente ataque por parte de un policía a Jacob Blake, un afroamericano de 29 años, a quien el agente uniformado le disparó sietes veces por la espalda.

Manifestaciones en Kenosha

Los manifestantes salieron una vez más a la calle con mascarillas y pancartas en contra del uso excesivo de la fuerza policial y los ataques a las personas afroamericanas que viven en EE.UU., a la vez que gritaban “Black Lives Matter”, (las vidas afroamericanas importan) y "Say his name Jacob Black", (digan su nombre Jacob Blake).

La marcha que exige el respeto por la vida de las personas con orígenes africanos y condena la violencia racial fue convocada por Jacob Blake Sr., padre del Blake, herido por la espalda y que hoy se encuentra en un hospital sin movilidad de la cintura para abajo.

Marchas a favor de Jacob Blake

“Las buenas personas de esta ciudad lo entienden. Si la destrozamos no nos quedará nada”, expresó Blake Sr.

Blake Sr. Invitó a las personas que lo acompañaron en la marcha a que no destruyan la ciudad, a que no comentan actos vandálicos, a protestar de forma pacífica contra la violencia racista. “Detengan esto. Muéstrenles por una noche que no tenemos que destruir nada”.

Protestas durante la semana en Kenosha

Desde lo ocurrido con Blake el fin de semana pasado y sumando los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes durante toda la semana que sumaron dos decesos más, ahora las personas afroamericanas tienen miedo de salir a la calle porque se sienten amenazados. 

“Ha llegado al punto en que no salgo después de cierta hora, después de que oscurece”, dijo Macari Gosa, habitante de Kenosha de 27 años.

Otras Noticias