PERÚ

Los cinco factores que ubican a Perú con la mayor tasa de mortalidad por coronavirus

Perú fue uno de los primeros países en generar acciones de ayuda para las personas más afectadas por el COVID-19.
sábado, 29 de agosto de 2020 · 11:37

Tras casi seis meses de pandemia por coronavirus, Perú lidera el ranking de los países con la mayor tasa de mortalidad por COVID-19 a nivel mundial, según la Universidad de Johns Hopkins.

Actualmente Perú acumula 87.53 fallecidos por cada 100 mil habitantes; esta estadística lo ubica primero en mortalidad, por encima de Estados Unidos, México, Brasil, India y Reino Unido.

Perú muy afectado por la pandemia

En términos absolutos, hasta el miércoles 26 de agosto, Perú era el noveno país con más decesos por COVID-19 con un total de 28.227 fallecidos, y quinto con más contagios con 621.997 casos positivos. ¿Cuáles son las razones por las que es ahora el primero según la Universidad de Johns Hopkins?

En primer lugar, “Perú presenta un deficiente sistema de salud”. Al inicio de la pandemia, el país contaba solo con 100 camas de cuidados intensivos y sólo 3 mil camas hospitalarias. El gasto público en salud no ha tenido un crecimiento económico sustancial en décadas, dijo El doctor Eduardo Gotuzzo, profesor emérito de la Universidad Cayetano Heredia de Lima.

Hospitales peruanos

El segundo factor, “Perú tiene un enfoque en cuidados intensivos y no en prevención”. El doctor Ernesto Gozzer, experto en Salud Pública de la Universidad Peruana Cayetano Heredia remarcó que se debió trabajar en reducir y frenar el contagio para no permitir que las unidades de cuidados intensivos colapsen.

En tercer lugar, está la “Escasez de oxígeno”. El Gobierno de Perú declaró en plena pandemia el oxígeno como producto de “interés nacional”. Medios de comunicación mostraban cómo la gente hacía largas filas para comprar el suministro vital para pacientes en cuidados intensivos. La falta de oxígeno fue un factor crucial para elevar la tasa de mortalidad.

Trabajo informal en Perú

La cuarta razón tiene que ver con la “Reacción del Gobierno peruano”. Si bien al inicio Perú tomó medidas a tiempo, como por ejemplo decretar una cuarentena temprana y generación de ayuda económica, estas medidas no fueron adaptadas a la realidad socioeconómica del país, dado que alrededor del 71% de la población económicamente activa en Perú trabaja en la informalidad y se vieron obligados a salir a realizar sus labores.

Por último, está el “Incumplimiento de las restricciones” en este país. La Policía peruana dio cuentas de que durante la pandemia han intervenido 321 fiestas clandestinas. Pablo Lavado, profesor de Economía de la Universidad del Pacífico, opina que "las reuniones clandestinas han contribuido, sin duda, a la tasa de mortalidad”; sin embargo, cree que no es la principal causa.

Otras Noticias