AFROAMERICANO

Un nuevo crimen racial en EE.UU.

Hombre afroamericano murió tras recibir 11 disparos por parte de la Policía.
domingo, 23 de agosto de 2020 · 11:39

Un afroamericano murió el viernes pasado en Lafayette, Luisiana, EE.UU., luego de recibir una descarga eléctrica y 11 disparos por parte de la Policía de este estado. Las autoridades dijeron que el hombre estaba armado y se resistió al arresto.

Según la Policía de Estados Unidos, las armas táster usadas para concretar el arresto del afroamericano fueron “ineficaces” y no permitieron detener al sospechoso que estaba armando con un objeto cortopunzante.

Los hechos ocurrieron el viernes a la noche cuando la Policía recibió un llamado de emergencia desde una gasolinera que denunciaba un disturbio donde estaba involucrado un hombre afroamericano armado con un cuchillo.

La víctima fue identificada como Tryford Pellerin, de 31 años. Las autoridades declararon que el afroamericano ignoró las órdenes para rendirse y no hizo caso al llamado de la Policía para rendirse.

Nueva muerte por racismo

El vídeo hecho por una transeúnte muestra como el afroamericano intenta escapar de la Policía, minutos después, unos seis agentes policiales lo cercan y se escuchan disparos. En el vídeo se puede ver cómo  Pellerin cae al piso.

El audio del vídeo se escucha el asombro y es pánico de la mujer que graba. “Le dispararon a este hombre en frente de mí, ¡oh dios mío, acaban de matar a ese hombre!”. Según narra la mujer, el hombre no “estaba haciendo nada”.

Campaña mundial contra el racismo

La organización Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU siglas en inglés) que defiende los Derechos Humanos, rechazó lo sucedido como un “horrible y mortal incidente de violencia policial contra una persona afroamericana. Según ellos, las comunidades afroamericanas no están a salvo si la Polícia puede asesinar con impunidad.

El debate sobre la violencia racial sistémica hace parte de la agenda política en EE.UU. la actual candidata demócrata a la vicepresidencia, Kamala Harris, de origen indio y el propio Barack Obama, también con raíces afroamericanas, volvieron a poner en campaña la lucha contra el racismo en Estados Unidos.  

Otras Noticias