Brasil

Murió en Carrefour y taparon su cadáver para continuar vendiendo

El cuerpo del hombre estuvo tendido en uno de los pasillos de la tienda.
jueves, 20 de agosto de 2020 · 17:24

Un insólito y lamentable hecho se registró el pasado viernes 14 de agosto, en un supermercado Carrefour ubicado al noroeste de Brasil, cuando un empleado de esta tienda tuvo un infarto y taparon su cuerpo con sombrillas para continuar trabajando.

Las labores de atención y venta al público en el Carrefour no cesaron a pesar de este suceso, y la foto del hombre quien yacía tendido en uno de los pasillos se empezó a difundir a través de las redes sociales.

Sombrillas que utilizaron para ocultar el cuerpo

“Trabajador muere en una tienda de Carrefour de Recife, que esconde el cuerpo para continuar abierta. Brasil, 2020”, escribió un usuario en twitter junto a la foto del pasillo del supermercado. 

El cuerpo del hombre fue identificado por el hipermercado como Moisés Santos de 59 años quien se desempeñaba como promotor de ventas en la sucursal de Recife (Pernambuco) en Brasil.

Manoel Moisés Cavalcante

 “Carrefour pide disculpas en relación a la forma inadecuada en que trató el triste e inesperado fallecimiento del señor Moisés Santos, víctima de un ataque cardíaco, en la tienda de Recife (Pernambuco). La empresa se equivocó al no cerrar la tienda inmediatamente después del hecho, a la espera del servicio funerario”, dice el texto.

En este sentido, la sucursal brasileña afirmó que  se le brindó asistencia médica y primeros auxilios al hombre, y se disculpó a través de un comunicado por la actuación de la empresa.

Comunicado de Carrefour

Asimismo agregaron en el comunicado que el hipermercado “cambió las orientaciones a los colaboradores para situaciones raras como ésta, incluyendo la obligatoriedad de cerrar la tienda”.

Por otra parte, la esposa del fallecido en la tienda, Odeliva Cavalcante, desmintió que el hombre se llamara Moisés Santos y lo identificó como Manoel Moisés Cavalcante y agregó “me indignó. El ser humano no vale nada, a las personas solo les importa el dinero. Creo que era una cuestión de respeto (…) Es un sentimiento horrible”.

Otras Noticias