CONNIE CULP

Falleció la mujer que en el 2008 recibió el primer trasplante facial en EE.UU.

La reconstrucción de su rostro fue del casi 80%. La delicada y compleja operación había durado 22 horas
domingo, 2 de agosto de 2020 · 12:58

Connie Culp falleció a sus 57 años de edad el miércoles pasado a causa de complicaciones originadas por una infección no relacionada con el trasplante. Andrea Pacetti, portavoz de la Clínica Cleveland Clinic, donde en el 2008 había sido trasplantada, comentó para la cadena CNN que Culpse había convertido en una defensora de la donación de órganos”.

Culp falleció 12 años después de haberse convertido en la primera mujer en recibir un trasplante facial en Estados Unidos en el 2008, en la Cleveland Clinic. La exitosa operación que le dio un nuevo rostro a Connie Culp, duró más de 22 horas y estuvo liderada por la doctora María Siemionow, en estado de Ohio.

Connie Culp luego de su trasplante

En la cuenta oficial de la clínica, la institución se pronunció respecto al deceso de la mujer. “Estamos tristes por la pérdida de Connie Culp”, y agregaron “fue una inspiración para todos”.

Los especialistas de la Clevenland Clinic que participaron de la operación, tuvieron el desafío de reconstruir las graves lesiones que padecía Connie Culp en su cara, nariz, paladar y ojo derecho. Antes de hacerse el trasplante, la paciente y hoy fallecida Culp, no podía comer ni respirar con normalidad y debía ser asistida con un respirador por medio de un orificio en su tráquea.

Connie Culp primer mujer en tener un trasplante de rostro

En un principio y por respeto a su privacidad, la identidad de Connie Culp había permanecido en el anonimato. En el 2004, Culp fue atacada por su esposo quien le disparó en el rostro, ocasionándole así las lesiones que la llevaron a ser trasplantada.

“Su fortaleza se hizo evidente en el hecho de que había sido la paciente de trasplante de rostro con más tiempo de vida hasta la fecha”, dijo Frank Papay,  jefe del Instituto de Dermatología y Cirugía Plástica de la Cleveland Clinic en referencia a Culp.

Comunicado de Cleveland Clinic

Este tipo de operaciones no son comunes en el mundo y su frecuencia, debido a su complejidad, hace que sólo se pueda llevar a cabo unas pocas docenas de veces debido a que el cuerpo puede rechazar el tejido implantado y poner en riesgo la vida del paciente. Claramente, Connie Culp es un ejemplo de fortaleza.

Culp debió someterse a 30 cirugías antes de poder hacerse el trasplante de rostro en el 2008. Tenía dos hijos y luego de su trasplante, Connie Culp se dedicó a dar charlas sobre la violencia doméstica y a darle ánimo y esperanza a otras personas que se sometieron a un trasplante de rostro, como fue el caso de Charla Nash.

Otras Noticias