Internacional

Dos surfistas perdidas en el mar fueron rescatas por pescadores en Irlanda

Las dos mujeres estuvieron perdidas en el mar durante más de 15 horas.
sábado, 15 de agosto de 2020 · 13:35

Dos pescadores en Irlanda rescataron este jueves a dos mujeres practicantes de surf a remo, que estaban luchando por salvar sus vidas aferradas a una trampa para langostas, luego de estar 15 horas pedidas en la costa oeste de Irlanda.

El pescador Patrick Oliver  y su hijo Morgan, fueron ovacionados y elogiados por la gente que se acercó hasta la playa para recibir a las recién rescatadas en Irlanda. Los pescadores encontraron a las mujeres en las inmediaciones de las islas Aran, a unos 32 Km de dónde se vieron por última vez.

Rescatistas de la Guardia Costera

Se trata de las primas Ellen Glynn y Sara Feeney, de 17 y 23 años respectivamente. Ambas son practicantes de surf a remo y fueron ese día la playa de Furbo, muy cerca de Galway, ciudad de Irlanda.

Según Mike Swan, gerente del Institución Nacional de Botes Salvavidas de Galway, Irlanda, el servicio de rescate llegó al lugar para atender la emergencia, luego de que un familiar de las desaparecidas se diera cuenta como un fuerte viento las adentraba al mar, perdiéndolas de vista.

Los Olivers
Leyenda

La búsqueda se llevó a cabo entre botes salvavidas y tres helicópteros de rescate; sin embargo, luego de varias horas del operativo, la Guardia Costera no logró localizar a las jóvenes.

“Estábamos bastante seguras de que nos iban a encontrar. Lo único que me preocupaba era el frío que teníamos, estábamos temblando como hojas”, expresó Glynn.

Momento de celebración

Los pescadores irlandeses, se unieron al equipo de rescate el jueves a la mañana, quienes horas más tarde dieron con el paradero de las dos jóvenes perdidas. La Guardia Costera había hecho laboras de rescate durante toda la noche.

Las irlandesas Ellen y  Sara fueron trasladas al hospital. Sara  fue dada de alta ese mismo día a la noche y hasta el momento, Ellen se encuentra en recuperación luego de esa terrible experiencia.