NUEVA ZELANDA

Jacinda Ardern extiende las restricciones en Nueva Zelanda por rebrote

El alargue del confinamiento será por 12 días más.
viernes, 14 de agosto de 2020 · 08:44

La primera ministra de Nueva Zelanda Jacinda Ardern anunció hoy que las medidas de alerta por el rebrote en la ciudad de Auckland se extenderán por 12 días más con el fin de controlar los nuevos casos de Covid-19 que se conocieron el 11 de agosto.

El Gobierno neozelandés decidió ampliar hasta el próximo 26 de agosto las restricciones de fase tres de confinamiento sobre la cual está la capital de Auckland. El resto del Nueva Zelanda continuará en fase dos hasta la misma fecha.

Volvieron los contagios en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda había sido felicitado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) debido a su éxito en el manejo y control de la pandemia por el coronavirus; sin embargo, tras más de 100 días sin registrar casos, el país dio a conocer un rebrote en Auckland, luego de que un hombre de más de 50 años, junto a tres miembros más de su familia, dieran positivo.

“De acuerdo con nuestro enfoque de precaución y la filosofía de Nueva Zelanda de actuar con determinación y rapidez, hoy el Gabinete acordó mantener nuestra configuración actual durante 12 días adicionales”, dijo Ardern.

Extienden las restricciones

El confinamiento sobre el cual vuelve a estar Nueva Zelanda, busca evitar los encuentros en masa, en supermercados, tiendas de comercio e instituciones educativas.

Según Ardern, espera que, transcurrido estos 12 días, hayan podido identificar y controlar el grupo de contagio comunitario y así, Auckland salga de la fase tres. Entre tanto, el resto de Nueva Zelanda continuaría en fase nivel dos.

Auckland, Nueva Zelanda

La primera ministra Jacinda Ardern reportó hoy 12 nuevos casos comunitarios por Covid-19. Desde el pasado martes, cuando se conoció el rebrote, Nueva Zelanda ha registrado 30 nuevos casos, de los cuales, uno es importado.

El confinamiento en el nivel tres que rige en Auckland, prohíbe la apertura de gimnasios, museos, lugares públicos, áreas de juegos en general y las personas que sus labores no sean esenciales, deberán permanecer en casa. En cambio, la fase dos, le permite al resto de ciudades de Nueva Zelanda, tener aglomeraciones que no superen las 100 personas y las empresas deben cumplir ciertas pautas de seguridad y distanciamiento social.