ENTREVISTA MINUTO COLOMBIA

Ana María Estupiñán: una carrera consagrada, una mujer versátil y llena de humanidad

La actriz nos habló en entrevista exclusiva de sus éxitos, los planes de tener hijos y su nuevo emprendimiento.
martes, 5 de octubre de 2021 · 13:44

Hablar de Ana María Estupiñán significa hablar de talento, pasión, dedicación, profesionalismo, pero sobre todo, calidad humana. La actriz, quien desde muy pequeña incursionó en el mundo de la televisión, tiene claro que su profesión es una responsabilidad, y trata, en cada papel que interpreta, de dejar un legado para su público.

Desde muy temprana edad corría entre sets de televisión con sus hermanos, gracias a que sus padres, Juan Carlos Estupiñán, director gráfico, y su madre Liliana García, productora, trabajaban en el medio y los involucraron en el mundo del entretenimiento.

Siempre ha sido una mujer muy familiar

Si bien en ese entonces estaba lejos de imaginarse que la actuación sería su profesión y que además tendría una carrera llena de éxitos y reconocimientos, Ana María  confesó en entrevista para este diario que tuvo el privilegio de tener una infancia feliz, rodeada de amor y apoyo por parte de todos los miembros de su familia.

Desde entonces, la joven actriz se adentró en el mundo de la televisión y repartía su tiempo entre el colegio, los castings, las clases de teatro y actuación. Pese a ello, de niña soñaba con ser doctora, diseñadora de modas o diseñadora industrial; por ello los estudios de televisión, los comerciales y las pruebas de actuación para ganarse un papel, en ese tiempo, no eran más que un hobby.

Pasó su niñez entre sets de televisión

Pero con el pasar de los años encontró en esta competida profesión su verdadera vocación, y tuvo su primer acercamiento en un cortometraje en el que debutó con otros grandes de la actuación como Deisy Lemus y Moisés Angulo. Luego, fue parte de otras producciones nacionales como “Oye Bonita” y “Amor Sincero”.

Aunque desde entonces se veía que la artista se quedaría para rato en la pantalla chica, fue cuando hizo su primer protagónico en “La Pola” que Colombia pudo conocer el talento que tenía, consagrándose como una de las mejores actrices de las nuevas generaciones. Para ese momento, la bogotana ya había tomado la actuación como una profesión y empezó a prepararse de lleno para ello.

Con su personaje de La Pola conoció sobre la historia del país

En su debut, no solo aprendió de actuación, también de la historia de Colombia, e interpretó con mucho honor, respeto y responsabilidad la etapa joven de la heroína de la independencia, Policarpa Salavarrieta. “Fue un salto grande en mi carrera como actriz”, dice Ana María, y a pesar de que han pasado once años desde que grabó esa producción, la recuerda como un momento icónico para su carrera y para su vida.

Pero como si esa gran incursión en el mundo de la televisión hubiese sido poco, y ella estuviera destinada a darle vida a grandes mujeres de la historia nacional, a su vida llega el papel de "La Ronca de Oro", donde dio a conocer los momentos de la infancia de Helenita Vargas, debutando además como cantante.

Es una artista camaleónica 

Aunque no tuvo la oportunidad de conocer a la verdadera Ronca de Oro, como con el resto de sus papeles, encontró en las mejores cualidades de su personaje la oportunidad de demostrar que Helenita, más allá de ser una cantante que marcó un hito en el género de las rancheras, era una mujer resiliente que tenía claro que si luchaba por sus sueños se podían hacer realidad, lo que hizo que rompiera todos los esquemas en el ámbito musical.

Además de lo difícil de cantar en vivo, para lo cual se preparó, considera que otro gran reto en este papel fue lograr el acento caleño tan marcado de la verdadera Helenita, y encontró que el canto podría ser una faceta y una puerta que podría volver a  abrir en cualquier momento.

La Niña marcó su vida profesional y personal

Para ambas producciones, la bogotana había sido nominada a los premios India Catalina, en "La Pola" como mejor actriz revelación, y en "La Ronca de Oro" como mejor actriz protagónica, nominación que repitió y se ganó tras darle vida a Belky Bustamante, en La Niña, una serie que además de ser muy premiada logró ser vista en diferentes países e incluso se encuentra actualmente en la plataforma de Netflix.

Para la artista, este personaje marcó un antes y un después en su vida y su carrera, pues el interpretar la vida de una niña que se sacrificó por su hermano para protegerlo de los grupos armados, renunciando el hecho de ser niña para cargar un fusil, debía ser algo que hiciera además de con pasión, con responsabilidad para mostrar la realidad que viven muchos ciudadanos de Colombia. 

Belky ha sido su personaje más desafiante

Por ello, para encarnar a Belky, Ana María hizo más que suyo este papel, porque como ella misma explica en entrevista para este diario “hay que hacerle caer en cuenta a los colombianos que esto no puede seguir pasando (...) Me metí en la vida de esa niña como si fuera mía, porque nos tiene que doler lo que pasa en nuestro país”. Por esta misma razón, este personaje se quedó en el corazón de la actriz.

Incluso, la joven relata que ha sido una de las interpretaciones más desafiantes que ha tenido que hacer, pues no solo mostraba una cruda realidad, también debía exaltar el tesón y la resiliencia de Belky por querer salir adelante. Una niña que contra todo pronóstico, y con el mundo encima, logró vencer los juicios y señalamientos de la misma sociedad que le dio la espalda para lograr su sueño de convertirse en médico.

“Amé este personaje porque a pesar de vivir cosas tan duras, a pesar de tener que vivir una vida tan dura, a pesar de tener un pasado que la va a perseguir por siempre, que es como una sombra, a ella no le importó eso”. Para la colombiana este personaje además de darle muchos éxitos en su vida profesional y catapultarla aún más al estrellato, es un papel que quiere y respeta, por el simple hecho de que admira y valora la valentía de la niña de la vida real.

Pese a su corta edad, Ana María ha logrado ganarse el reconocimiento del público a nivel nacional e internacional, así como un lugar en el mundo de la televisión. Gracias a ello, ha participado en otras grandes producciones como “Tony la Chef” para Nickelodeon, y  “Amar y Vivir” para la televisión nacional, donde tuvo la oportunidad de compartir set con Yuri Vargas, a quien admira y recuerda con profundo afecto.

La artista admira y respeta a su colega Yuri Vargas

Asimismo, la colombiana estuvo en la prestigiosa película “Dos mujeres y una vaca” que se ganó el premio a Mejor Película, en The Colombian Film Festival New York, Estados Unidos, en el año 2015 y que también ha estado en importantes festivales de cine del mundo.

De encarnar a mujeres poderosas y legendarias, la actriz volvió a ser vista en la pantalla chica, pero esta vez demostrando sus dotes culinarios en el reality show “MasterChef Celebrity”, donde pese a tener una corta participación, fue todo un reto que la sacó de su zona de confort.

Su participación en MasterChef le permitió aprender de cocina y ser más creativa

Aunque no conocía mucho el campo de la gastronomía y la alta cocina, se preparó de la mano de una chef para participar en el concurso. Sin embargo, nos contó que no tuvo mucha oportunidad de poner en práctica lo aprendido. Incluso, entre risas confesó que quizás no debió estar ahí.

“A mi me hablaban en chino”, dice Ana María recordando esta particular experiencia, que pese a lo desafiante le dejó muchas cosas positivas para su vida, pues ella siempre trata de llevarse lo mejor de cada vivencia. Entre ellas, su relación con Liss Pereira, quien todavía está en el certamen y es la favorita de la bogotana para ganar el concurso, y a quien desde su casa le hace barra para que supere cada desafiante prueba.

Le gusta sacar lo más positivo de cada experiencia

También la bogotana aprendió mucho de los jurados, en especial de Nicolás De Zubiria, a quien destaca como el más exigente de todos, y se lleva de él su dedicación y excelencia en su profesión. Y sobre todo, la intérprete de Belky tuvo la oportunidad de reencontrarse con su público, ese que además de admirarla por su talento y dulzura, la apoya en cada paso que da y le ha demostrado todo su respaldo tras la eliminación.

Además de llevar una vida profesional llena de éxitos y de seguir trabajando en su carrera, ahora dedica gran parte de su tiempo y su vida a su compañero, mejor amigo y esposo Mattias Bilyn, con quien se le ve a través de las redes sociales compartiendo gratos y especiales momentos.

Le encanta pasar tiempo junto a su esposo Mattias

Pese a que muchos les han cuestionado haberse casado tan jóvenes, Ana María asegura que fue la mejor decisión de su vida y que su amor además de ser sólido, se basa en la confianza, el respeto y la admiración mutua, por eso están llenos de planes, entre ellos agrandar la familia, teniendo hijos como dice la artista “cuando Dios quiera”. 

Así mismo, la cantante ahora incursionará en una faceta completamente nueva en su vida, pues está trabajando en un nuevo emprendimiento junto con varias socias, un proyecto que todavía mantiene en reserva, pero que nos aseguró que pronto saldrá a la luz.  También está preparando una película y un proyecto actoral que, según sus propias palabras, además de ser muy diferente a lo que ha hecho hasta ahora y a ella misma, “será una bomba”.

Planea tener hijos con Mattias

Sin duda, es una mujer apasionada y enamorada de la vida,  y escucharla hablar, más allá de un disfrute, es revivir junto a ella cada una de las experiencias y retos que ha asumido, pues tiene claro que como actriz quiere contar historias desde el corazón para dejar algo en cada espectador que logra verla a través de la pantalla chica, para crear valores y cultura.

Por ese mismo amor que profesa a su carrera es que anhela seguir actuando el resto de su vida, pues sabe que con cada papel, más allá de entretener y mostrar todas sus cualidades y talentos, puede crear conciencia y hacer una diferencia en la vida de las personas.