ENTREVISTA MINUTO COLOMBIA

“Estoy en el momento más pleno”: Violeta Bergonzi, una mujer que no le teme a los desafíos

La presentadora nos contó en entrevista detalles sobre su historia de amor y lo que ha tenido que enfrentar para llegar a la televisión.
lunes, 25 de octubre de 2021 · 08:00

Violeta Bergonzi es una mujer que se caracteriza por su versatilidad, alegría y sencillez, pero sobre todo, por su empuje y ganas de salir adelante. Aunque el camino que ha recorrido no ha sido fácil, siempre ha tenido claro que quiere llegar muy lejos y que si uno lucha por los sueños, se cumplen.

Si bien nació en Francia, desde los 10 años se radicó en Colombia, inicialmente en Popayán, lo que le enseñó desde pequeña a adaptarse a los cambios fácilmente y la preparó para el futuro. 

Tal como relató en una entrevista exclusiva para Minuto Colombia, cuando llegó al país no hablaba bien el español, pues pese a que su madre, siendo colombiana, siempre les enseñó el idioma a ella y a su hermana, ambas le respondían en francés; por ello, dejar la marcada R de la lengua extranjera le tomó bastante tiempo. Cabe destacar que desde entonces ha vivido en Colombia, y constantemente visita a su familia en el continente europeo, pues según nos confesó, Francia es su segundo hogar. 

Actualmente presenta en Buen día Colombia

El cambio cultural tampoco fue fácil, pero Violeta le reveló a este medio que desde su infancia sabía que había nacido para grandes cosas y soñaba, desde temprana edad, con ser presentadora, especialmente de RCN. Por ello aprovechó cada oportunidad que tuvo en el colegio para hacer parte de cuanto evento hubiera, lo que le dio la posibilidad de poner en práctica todos sus dotes y talentos.

Cuando llegó la época universitaria, primero empezó a estudiar arte dramático en la Universidad del Valle, una carrera que también soñaba con realizar paralela a la comunicación social. Sin embargo, para ese entonces hubo muchos paros y manifestaciones en la institución y decidió retirarse y enfocarse solo en la comunicación.

Antes de llegar a la pantalla chica,  también se le midió a ser Señorita Cauca para el Reinado Nacional ante la insistencia de familiares y amigos. Este fue un momento de su vida que le dejó muchos aprendizajes, pese a no ser su sueño y no pasar a la final del concurso, puesto que ser reina simplemente no era lo suyo.

Su familia es parte fundamental de su vida

“Yo no soy eso, no es mi perfil. Yo no soy una princesa” confesó la periodista en entrevista para Minuto Colombia, destacando además que es una mujer sencilla, aguerrida que está dispuesta a medírsele a lo que sea. Aunque considera que su paso por el reinado no le abrió puertas en la televisión, sí la preparó para participar en otro certamen y luego ser elegida como Chica E en el año 2013.

Tras superar esta etapa, se inició de lleno en la presentación tocando puertas, sin embargo, desde antes de graduarse dio sus primeros pinos en el canal regional de Popayán, Cablecauca, gracias a que el periodista Jhon Jairo Cadavid creyó en su talento. Desde entonces, no ha dejado de prepararse y esforzarse por ser cada día una mejor presentadora.

Antes de llegar a Bogotá, donde ganó el reconocimiento y cariño del público, también pasó por el canal regional Telepacífico y, luego, cuando se radicó en la capital, incursionó en Teleamiga. Después, llegó a Caracol Internacional, estuvo asimismo en CM&, Lo Sé Todo, del Canal 1;  y finalmente logró abrir puertas en el canal RCN, lo que era su sueño desde niña.

Siempre soñó con ser presentadora

En este medio, primero hizo parte del programa La Movida, el cual tuvo que ser suspendido con la llegada de la pandemia. Luego, fue convocada a casting para hacer parte de Buen día Colombia, donde trabaja actualmente y pudo combinar el periodismo y la presentación, que es lo que realmente quiere.

En el programa no solo ha logrado destacarse por su alegría y autenticidad, también por su talento y profesionalismo, pues sin duda alguna se ha ganado el cariño y respeto del público, ese mismo que la sigue y la motiva a ser mejor.

Durante toda su trayectoria ha tenido diferentes “aliados” como ella llamó durante la conversación con este medio, entre los que destaca a Yamid Amat y Diva Jesurum, a quien le agradece especialmente todo lo que le enseñó y le ayudó a crecer a nivel profesional, pues siempre ha querido ser una presentadora auténtica, única y que se destaque entre las demás, y Diva era su mejor referente. Hoy, esa maestra también le demuestra su admiración y respeto por todos los logros que ha alcanzado.

La comunicadora no ha dejado de esforzarse en mejorar, aprender y crecer a nivel personal y profesional, y sabe que todas las lágrimas que derramó tocando miles de puertas, que en su momento le cerraron, han valido la pena, pues siempre ha tenido la convicción de que es capaz de llegar a donde quiere.

Cuando uno vive en la convicción de que sí es capaz y no hay nada que te lo haga dudar a pesar de que te digan que no, llega un día en que los astros se alinean y va a pasar. Si tu sabes que eres bueno, si tu lo disfrutas, si te apasiona, va a pasar. Hay que tener persistencia y la paciencia para esperar a que ese día llegue.

Aunque contrario a lo que muchos pensarían, la talentosa presentadora no ha recorrido un camino fácil. Antes de gozar de fama tuvo que tocar miles de puertas, y sin mayor explicación, siempre le dijeron que no. Pero su tenacidad no la dejó darse por vencida y con dedicación y, sobre todo amor por lo que hace, esperó pacientemente, como ella misma señala, a que su momento llegara, y llegó.

Desde que conoció a su pareja supo que era el hombre con quien quería estar

Pese a ello, asegura que cada día recibe con humildad cada recomendación o crítica constructiva que le hacen, pues sabe que no ha dejado de aprender y que, además de que aún le queda mucho camino y éxitos que cosechar, todavía le falta mucho por crecer en todos los ámbitos.

Además de la presentación, le apasiona el Sporting Clays, un deporte poco común, por el que en su momento fue criticada en redes sociales, pero es un hobbie que desde que llegó a su vida le ha ayudado a liberarse y salir de la rutina. El tiro deportivo lo conoció gracias a su exesposo, Juan David Bravo, y aunque como ella misma dice, el matrimonio no le quedó, sí pudo conservar esta nueva pasión.

Cuando se divorció estuvo expuesta a los comentarios del público, y pese a que fue un momento muy difícil y doloroso, asegura que trató de manejarlo lejos de la vida pública por respeto a sus familias y excompañero sentimental. Aunque ya no son pareja, la colombo- francesa nos contó en entrevista que Juan David es un hombre muy importante en su vida, con quien conserva una linda amistad, incluso cuando hoy cada quien haya emprendido nuevos caminos.

Hernando le dijo desde el inicio de la relación que quería ser padre

Si bien su primer matrimonio terminó, el amor la volvió a encontrar y de la mejor forma. A Hernando Luque, su actual pareja, lo conoció tras realizar unas fotos en un hotel, del cual él era dueño. Desde ese momento llamó su atención y tras su primera cita, la conexión fue total. 

“Se lo pedí a Dios” dice Violeta, confesando que cada momento de su relación ha fluido de manera natural, pero sobre todo, desde el primer momento este hombre que robó su corazón gracias a su transparencia y sinceridad, le demostró que quería estar a su lado para apoyarla y amarla para toda la eternidad, pues tras varios meses de relación el empresario le pidió que fuera su esposa. 

Ese recuerdo la presentadora lo atesora como uno de los mejores de su vida, porque aunque ya habían hablado del tema no esperaba que de un momento a otro se arrodillara a su lado para pedir su mano. Y como si todos los planetas se hubieran alineado a su favor, este amor se hizo tan fuerte y sólido que logró cumplirle otro sueño, ser mamá.

La pareja quería agrandar la familia, pero la periodista había tenido delicados problemas de salud, debido a que anteriormente le habían retirado un tumor en uno de sus ovarios, por lo que tras tomar la decisión comenzó a realizarse exámenes para iniciar un proceso de fertilización. No obstante, esto no fue necesario, pues en el pleno inicio de esta etapa su corazón le hizo sentir que estaba embarazada, y después de realizarse una prueba, pudo confirmar que se hacía realidad su deseo más anhelado.

La presentadora está en el momento más feliz de su vida

Su embarazo ha sido duro, pero se ha desarrollado en perfectas condiciones y tanto ella como el bebé gozan de perfecto estado de salud, aunque al inicio del embarazo tuvo un par de sustos. Ahora planea junto a su pareja la llegada de este nuevo ser a su familia y desde ya están pensando en el posible nombre, aunque aún no conocen el sexo. Lo que sí tienen claro es que quieren al menos otro hijo.

Pese a que este ha sido otro de sus proyectos, no planea retirarse de la presentación luego del nacimiento de su primogénito. De momento solo quiere disfrutar cada instante de este hermoso proceso y de esta etapa de su vida, por eso mismo por ahora no tiene afán de ponerle fecha a su matrimonio. “Estoy seguramente en el momento más pleno de mi vida y lo agradezco cada día a Dios”, expresa la comunicadora en diálogo con Minuto Colombia recordando lo difícil que ha sido todo este proceso, pero también que los sueños pueden hacerse realidad.

Es una mujer desparpajada, honesta y transparente y con su alegría, pasión, convicción y pujanza buscará seguir creciendo como madre, esposa, presentadora y persona, pues hoy más que nunca está convencida de que su momento de florecer apenas está comenzando.

Otras Noticias