ARELYS HENAO

Los impensados trabajos que tuvo Arelys Henao antes de conseguir la fama

No hay dudas que es un ejemplo de vida y talento.
sábado, 29 de enero de 2022 · 15:07

Es de conocimiento público que Arelys Henao sin duda es "la reina de la música popular", pero gracias a su bionovela muchos seguidores han podido descubrir que también es un ejemplo de resiliencia y dedicación.

Y es que la cantante de "El pasado pisado" ha tenido que lidiar con momentos muy difíciles en su vida. Algunos de ellos fueron en su infancia cuando su familia vivió en carne propia los problemas del conflicto armado y la enfermedad de su madre que la hace estar muerta "por unos segundos".

La cantante oriunda de Sabanalarga sin duda es una muestra de resiliencia y talento.

También sufrió la espera de su amor Wilfredo Hurtado, que justo en el momento en que se conocieron decidió enlistarse en el ejército. Finalmente, ambos pudieron reencontrarse y actualmente son unas de las parejas más estables del género popular colombiano.

Pero lo que pocos sabían es que antes de montarse en las tarimas para descrestar con su voz, Arelys Henao pasó por una serie de trabajos que poco tienen relación con su carrera, aunque era la única manera de poder ayudar a su familia y mantenerse en pie.

En su bionovela "Arelys Henao: canto para no llorar", hemos podido conocer a través de la actuación de Mariana Gómez algunos momentos claves de su vida.

Según reseña el medio "El Pulzo", uno de sus primeros trabajos fue "repartir libros por toda la ciudad", ya que la habían contratado como vendedora de libros, pero en realidad el trabajo no era atender una librería como ella se imaginaba.

Sin duda el que más chistes causó fue cuando debutó como peluquera y, que sin querer, trasquiló a una cliente. "Me iban a cascar. Eso fue un problema horrible. Yo me escondí en el baño y los jefes míos se morían de la risa; ya sabían toda mi historia y me tenían mucho cariño", contó la artista.

Arelys Henao es reconocida actualmente como "la reina de la música popular" gracias a sus excelentes canciones.

Según recuerda la misma Arelys Henao, le pasó la máquina a una cliente y "se le vio hasta el cráneo"; pero para arreglar la situación, decidió ponerle gomina al pelo cortado y pegarlo a la cabeza, aunque no sirvió para mucho porque la señora volvió al día siguiente con policías.

Finalmente la situación terminó en chistes y con el tiempo la voz de "Mujeres y despecho" terminó por ser una estilista muy buena, a tal punto que volvió a su tierra natal para montar su propia peluquería.

Otras Noticias