MABEL CARTAGENA

“Enchukisada”: Mabel Cartagena no puede acostumbrarse a su nuevo hogar por este motivo

La mudanza a Barranquilla no habría sido sencilla.
lunes, 20 de septiembre de 2021 · 20:34

En medio de las protestas que se realizaron contra la reforma económica, la presentadora Mabel Cartagena y su esposo, el tenista Sebastián Decoud, decidieron dejar su propiedad de Cali y pasar unos días en Barranquilla, donde ella tiene sus negocios y familia. 

Sin embargo, como la fundadora de "Mejor Juntas" reveló en una dinámica de preguntas y respuestas que realizó en Instagram, tras esas vacaciones, evaluaron su situación y estuvieron de acuerdo en que mudarse definitivamente a Barranquilla era una buena idea, por lo que vendieron su casa caleña y compraron otra en "la arenosa". 

No obstante, para Mabel el cambio no fue nada fácil. Pues trasladar las pertenencias, muebles y demás cosas a la nueva propiedad requirió tiempo, paciencia y creatividad. 

Es que, aunque es una casa grande, amplia y con confortables ambientes e iluminación natural, Cartagena habría encontrado algunos problemas en su nuevo hogar, según filtró recientemente con una secuencia de historias mediante las cuales hizo catarsis con sus seguidores. 

Al parecer, el arquitecto que diseñó el lugar tenía en la cabeza planes y diseños muy diferentes de lo que a ella le gustaría, por lo que se le habría complicado para poder acomodar por ejemplo las cosas en el vestier, que es angosto y demasiado alto. 

"Como el arquitecto tampoco pensó en nosotras a la hora de hacer este vestier tengo que pensar ciertas ayuditas. Mande a hacer un un mueble para poner todo lo que es del clóset de lino", explicó la famosa, quien ya ha demostrado cuánto le gusta tener todo ordenado, prolijo y limpio. 

Pero, además, Mabel tiene un problema con el baño de la habitación principal, la que comparte con su esposo. Es que este espacio también le habría resultado pequeño, por lo que ya planea anexarle un mueble que sustituya al espejo actual, el cual no es funcional. 

Lo que no podrá solucionar es el tema de los lavamanos, ya que aunque le gustaría tener dos la distribución del baño no se lo permitiría. "La gordi enchukisada. Ay arquitecto te voy a pensar toda la vida", bromeó Cartagena, quien en algunos meses seguramente conseguirá dejar su hogar tan lindo, o incluso mejor que el anterior con todas las reformas que tiene en mente. 

Otras Noticias