YO SOY BETTY LA FEA

A sus 56 años, actriz de “Yo soy Betty, la fea” sorprendió por lo bien que luce en vestido de baño

Sus fans la colmaron de halagos.
jueves, 16 de septiembre de 2021 · 12:19

El primer capítulo de “Yo soy Betty, la fea” salió al aire hace más de dos décadas y, como el paso del tiempo no perdona a nadie, es lógico pensar que sus protagonistas ya están entrados en años.

Sin embargo, lo que muy pocos esperaban era que el elenco entero se haya sabido cuidar tan bien como lo ha hecho, pues la mayoría de ellos roza los 60 años y luce mejor que nunca.

Tal es el caso de Natalia Ramírez, quien en la aclamada telenovela le dio vida a Marcela Valencia, la exitosa empresaria que perdió el amor de Armando Mendoza (Jorge Enrique Abello) luego de que él se enamorara y terminara al lado de Beatriz Pinzón Solano (Ana María Orozco).

Así luce actualmente la recordada Marcela Valencia

La actriz es muy activa en las redes sociales y fue precisamente en ellas donde en días pasados causó gran revuelo luego de subir una fotografía en la que demuestra lo bien que la han tratado los años.

Y es que, la estrella de “Yo soy Betty, la fea” lució un vestido de baño oscuro lo más sencillo posible, el cual le permitió resaltar la esbelta y tonificada figura que habría conseguido tras llevar una dieta balanceada, hacer ejercicio y tomar un suplemento alimenticio.

A mis 56 años aún luzco bien, puedo usar bikini jajaja (sin filtros).

Los halagos no se hicieron esperar, pues son muchos los que consideran que Natalia Ramírez se ve incluso mejor que como lo hacía en la época en la que participó de la trama escrita por Fernando Gaitán.

¿Luces bien? Luces remamacita. Todo lo que hace Dios cuando está contento.

De igual forma, la imagen también habría causado escepticismo entre algunos de sus seguidores, pues no se le ve el rostro, por lo que pudiera ser el cuerpo de otra persona.

Quien no conociera a la nacida en Bogotá pensaría que realmente se prestaría a este tipo de fraudes, ya que en su posteo más que chicanear su silueta lo que quiso fue promocionar los productos que ingiere y que le habrían ayudado a conseguirla.

No obstante, los seguidores que se han mantenido pendientes de su vida luego de que culminara “Yo soy Betty, la fea” han podido ser testigos de lo juiciosa que es con llevar un estilo de vida saludable, sin privarse de ningún antojo.

Otras Noticias