LA REINA DEL FLOW

“La reina del flow” llega a su fin y te contamos cinco datos que posiblemente no conocías

La telenovela podría tener una temporada más.
viernes, 10 de septiembre de 2021 · 22:26

Luego de poco más de cuatro meses al aire, este 10 de septiembre la segunda temporada de la telenovela "La reina del flow" llega a su fin por la pantalla de Caracol Televisión. 

Durante esta emisión se resolverán varias de las incógnitas que mantuvieron a millones de colombianos cautivados, pero en medio de las emociones encontradas te proponemos repasar cinco datos curiosos que posiblemente no conocías acerca de la ficción que tiene como protagonistas a la actriz Carolina Ramírez y al actor Carlos Torres

Las canciones contaron con apoyo profesional

Tanto Carolina como Carlos hicieron un excelente trabajo de sincronización de labios, pues según se supo ninguno de ellos canta verdaderamente en la novela. En realidad, las voces de Yeimy y Charly sobre el escenario o en el estudio son las de los cantantes Alejo Valencia y Guita. Quien si hace sus propias interpretaciones musicales es la actriz Mariana Gómez, el "Huracán" Irma, ya que ella en la realidad también es cantante. 

Los tatuajes no son reales

Como Carlos Torres reveló durante el rodaje el era el primero en llegar al set, porque debía someterse a más de dos horas de pintura y retoque de los tatuajes. Es que los más de 20 diseños que luce su personaje se hicieron con aerosoles y pinturas que desaparecían al contacto con el agua y el jabón.  

Locaciones reales y ficticias

La producción de "La Reina del Flow" prefirió grabar la mayor parte de las tomas en escenarios naturales de Bogotá y sus alrededores, así como de Medellín y su área metropolitana. Por ejemplo, la bodega de Manín es en el barrio Santafé de la capital y los cultivos fueron en Zipaquirá. 

No obstante, la cárcel que apareció tantas veces en la novela, no era real. “Era un set. Buena parte también es en una construcción abandonada, y otra parte, la fachada, es en otro lugar, en una bodega. La cárcel está construida por fragmentos y de la misma manera se grabó”, contó Andrés Biermann, productor de la ficción en una conferencia. 

Las grabaciones debieron adaptarse a la pandemia del coronavirus

Biermann filtró que fue necesario reescribir escenas donde había muchos personajes en el set y que para crear las tomas en las que debía verse mucho público recurrieron al uso de las pantallas virtuales y recursos técnicos, como la duplicación de personas.

Los nuevos talentos tuvieron largos casting

Todos los nuevos ingresaron luego de varias audiciones, un proceso que duró casi tres meses. Así obtuvieron sus papeles Marcelo Dos Santos, quien dio vida a Mike Rivera, Erik Rodríguez, el malvado Titano, Pedro Suárez, el villano conocido como Caronte, y Luna Baxter, quien caracterizó a Silvia Duarte, entre otros.

Otras Noticias