J BALVIN

"Hay que hablar": J Balvin pidió hablar sin tabúes ni preceptos de un tema delicado y dio el ejemplo

El artista se sumó a las voces de quienes exigen que la salud mental se convierta en una política de Estado seria.
lunes, 2 de agosto de 2021 · 22:05

Desde que Simon Biles tomó la decisión de abandonar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en la instancia que la pudo haber consagrado campeona, con el argumento de priorizar su salud mental, este tema ha estado en boca de todos en los últimos días.

La gimnasta estadounidense no es la primera atleta en manifestar el calvario que padecen los deportistas por superarse o cumplir con las expectativas de su equipo (o en peor medida, de su país). Sin embargo, sus declaraciones a la prensa, cuando sintió que la presión se apoderaba de su mente, abrieron una enorme polémica en las redes virtuales.

“Después de la actuación que hice, no quería seguir. Tengo que centrarme en mi salud mental. Creo que la salud mental está más presente en el deporte ahora mismo. (…) Tenemos que proteger nuestra mente y nuestro cuerpo y no limitarnos a hacer lo que el mundo quiere que hagamos. Ya no confío tanto en mí misma. Tal vez sea por hacerme mayor. Hubo un par de días en los que todo el mundo te tuiteaba y sentías el peso del mundo. No somos solo atletas. Somos personas al fin y al cabo y a veces hay que dar un paso atrás", fueron las celebradas palabras de Biles, campeona olímpica en 5 oportunidades diferentes con tan solo 24 años.

Pero la inestabilidad emocional, los problemas de autoestima, la ansiedad, depresión y tantos otros complejos no son padecidos únicamente por las figuras que más se destacan en el deporte. Este fenómeno se repite en distintas personas con caracteres más o menos preparados para afrontar el ciberbullying y tantas otras manifestaciones de odio.

La nadadora argentina de 21 años Delfina Pignatiello, por poner otro ejemplo, fue una de las competidoras que, tras su participación en los Juegos Olímpicos, decidió borrar algunas de sus redes sociales y contenidos publicados en su perfil de Instagram, expresando de forma explícita que no había podido soportar los mensajes dañinos que habían desbordado sus casillas.

No obstante, a modo de solidaridad con estas deportistas y muchas otras figuras que por años ocultaron en el anonimato su dolor por el mismo complejo, varios artistas y celebridades hicieron público su apoyo a estos gestos de coraje que plantaron las atletas y, haciendo uso de su alcance en las redes sociales, exigieron que la salud mental sea considerada como una cuestión importante en la agenda política de cada país.

Quien optó por visibilizar este tema en su cuenta oficial de Instagram fue J Balvin, el cantante de reguetón con nada más ni nada menos que 48,3 millones de followers.

El intérprete de “¿Qué más pues?” ha hecho público anteriormente que sufre de depresión y de ansiedad por culpa de las exigencias y la vorágine del estrellato. En los meses anteriores, el cantante incluso advirtió que podría abandonar la música para siempre por esta problemática.

No obstante, gracias al tratamiento psicológico y al apoyo y a la contención de sus seres queridos, J Balvin, flamante padre de Río, logró superar algunas de sus barreras mentales y se convirtió en uno de los primeros en defender esta área de la salud.

Necesitamos más momentos simples. La meditación es simple, pero ayuda a la mente.

Así lo expresó este lunes en sus historias de la red social de la camarita, en la que compartió que la meditación era otra de sus grandes herramientas para alcanzar la paz, y expresó a sus seguidores:

“Hay que hablar de salud mental. Hablar de ello, normalizarlo y quitar el tabú de que es debilidad. Simplemente es una enfermedad como cualquier otra”, aseveró el artista de 36 años.

Otras Noticias