GABRIEL JESUS

"Tenía la pelota y mi imaginación": el relato del jugador de Brasil, Gabriel Jesus, que hace llorar

El futbolista conmovió a todo el continente.
jueves, 8 de julio de 2021 · 11:28

La ansiada final de la Copa América que se disputará el próximo sábado a las 21 horas ya está generando repercusiones. Como se sabe allí se enfrentarán los eternos rivales del continente: Argentina y Brasil, y, lamentablemente para el último equipo, no contará en el campo de juego con la presencia de uno de sus mayores exponentes: Gabriel Jesus.

Se dio a conocer en las últimas horas que el delantero fue sancionado por la Conmebol tras un hecho ocurrido en el partido entre el seleccionado de su país y Chile, por los cuartos de final. Aquel le propinó una fuerte patada al lateral Eugenio Mena, por lo que el informe disciplinario sobre esa falta indicó que tendrá que soportar dos fechas de suspensión.

Más allá de la evidente molestia que tiene el jugador del Manchester City, implica para él ver cómo se desvanece su sueño de poder dejar afuera de la copa continental a la acérrima enemiga, la Selección Argentina, algo que por supuesto anhela desde sus inicios en el fútbol.

Recientemente Gabriel Jesus le brindó una interesante entrevista a "The players tribune", donde reveló su conmovedora historia de vida, y ciertamente el relato es algo que podría hacer llorar a cualquiera.

Algo que muchos se preguntaban, y finalmente ahora sabemos el motivo, es por qué cada vez que convierte un gol hace un gesto como si estuviera hablando por teléfono. Según especificó eso significa que su mamá lo ha llamado. Él sabe que ella siempre está observando sus partidos y festeja cuando convierte.

Algunos chicos tenían videojuegos, yo tenía la pelota y mi imaginación.

Al igual que muchos de sus colegas, nació y se crió en un barrio muy humilde llamado Peri en el norte de San Pablo. Para él y sus amigos gran parte de las veces la única comida que recibían en el día era la que les daban cuando asistían a las canchas improvisadas por los mismo vecinos, para intentar contener a los niños con el deporte y evitar así que cayeran en las redes de los maleantes.

El incidente que se dio entre Gabriel Jesus y el jugador chileno que lo dejó fuera de la final

El integrante del plantel de Brasil recuerda con mucho cariño aquellas épocas, donde los entrenadores no buscaban sacar una tajada de ganancia con el talento de los pequeños, sino simplemente ayudarlos a ellos y a sus familias, para que tuvieran una infancia feliz y que hicieran lo que todo niño debe hacer, jugar y no tener preocupaciones.

Como si todo esto fuera poco, a poco de que naciera Gabriel Jesus su padre decidió abandonar a la familia, dejando a su mamá sola con tres niños a cargo, algo que la obligó a tener que salir a limpiar casas ajenas y pasar muchísimas horas fuera: por eso es que, para el futbolista de la Premier League, aquellos que le hicieron ver que podía tener un futuro fuera de las calles y la delincuencia, al igual que su madre, Vera Lúcia Diniz de Jesus, son verdaderos héroes sin capa que le han salvado la vida.

Otras Noticias