NAIRO QUINTANA

De Boyacá para el mundo: cómo el destino marcó para siempre la historia de vida de Nairo Quintana

El famoso ciclista jamás olvidó sus raíces.
lunes, 5 de julio de 2021 · 12:11

Nairo Quintana es una de esas personas que logra todo lo que se propone en la vida, y este ánimo y empuje parece acompañarlo desde el preciso día en que nació.

El destino quiso que llegara a este mundo en una familia muy humilde, campesinos dedicados a la agricultura, que vivían en la zona de Tunja, en Boyacá. Como suele pasar en esos ámbitos, se rigen por algunas creencias ancestrales que increíblemente hasta el día de hoy siguen vigentes.

El mismo día que el famoso ciclista nació, le dijeron a su madre que padecía de algo incurable: el ‘mal del difunto’. Según le dijeron a la señora esto le había sucedido debido a que ella había estado recientemente en contacto con una persona que se encontraba dando sus últimos suspiros, y solo el poderoso rezo de un curandero podría salvarlo.

Curiosamente, Nairo Quintana sobrevivió contra todos los pronósticos, sin embargo, nada indicaba que su vida fuera a volverse fácil desde ese entonces. Cuando tenía 7 años su padre sufrió un terrible accidente que lo dejó con secuelas al nivel de la incapacidad, por lo que aquel y sus hermanos debieron salir a trabajar para llevar el sustento a la familia.

Fue en su adolescencia cuando se comenzó a notar, para sorpresa incluso de él mismo, las grandes aptitudes que tenía para montar a toda velocidad sobre una bicicleta. Gracias a que su padre le había regalado una para que pudiera recorrer el trayecto de 21 kilómetros que lo separaba de la escuela, un día coincidió con un grupo de ciclistas que practicaban en la zona y descubrió que no le costaba nada seguirles el paso.

Video gentileza del canal de YouTube Coolturizate.

Vicente Belda fue el primero en preparar al talentoso ‘Nairoman’ para formar parte de un equipo, y siempre relata sorprendido que no podía creer los resultados de sus pruebas, al punto tal de que las repitieron porque creían que existía algún error. 

En 2012 tuvo su gran salto al estrellato, cuando pasó a integrar el equipo español de Movistar. En 2013 se consagró campeón en la Vuelta al país Vasco; luego en 2014 conquistó el Giro de Italia y en 2015 obtuvo el segundo lugar en el Tour de Francia.

Nairo Quintana junto a su madre

Nairo Quintana cree que literalmente corre con ventaja respecto a sus competidores por el solo hecho de haberse criado a 2800 metros de altura, ya que considera que si puede pedalear en esas condiciones nada puede ser más difícil. 

Por todo esto y mucho más, fue condecorado en el año 2013 con la orden de Boyacá, el premio más prestigioso que alguien puede recibir en Colombia, y ciertamente si hay alguien que se lo merece sobre esta tierra es él, por haber dejado a nuestro país en lo más alto.

Otras Noticias