PASIÓN DE GAVILANES

"Los dejó sin nada": descubren una supuesta farsa sobre Pasión de Gavilanes que nadie habría notado

Dijo un experto que uno de los protagonistas no se habría presentado al rodaje de las escenas finales y tuvieron que editarlo todo. Enterate de los detalles.
miércoles, 14 de julio de 2021 · 20:24

Si bien el último episodio de “Pasión de gavilanes” ocurrió en febrero de este año, la telenovela continúa dando que hablar a raíz de una serie de noticias que la convierten en tema de agenda.

La telenovela escrita por Julio Jiménez para el público de Telemundo y Caracol en 2003 volvió a la pantalla chica en medio de la pandemia, a raíz de la dificultad que tuvieron las productoras de contenidos audiovisuales para rodar frente a las restricciones de bioseguridad por el COVID 19.

La decisión fue un triunfo: la ficción de los hermanos Reyes y las hermanas Elizondo volvió a posicionarse en el pico del rating nacional cada noche hasta el final del seriado. Y gracias a este panorama, los productores se animaron a grabar una segunda temporada. ¡Sí! A casi 19 años del estreno de la primera.

Algunas actrices, como Natasha Klauss, Paola Rey o Lady Noriega, ya lo confirmaron en sus redes sociales. Otros protagonistas ratificaron que habrá una segunda parte, pero informaron que lamentablemente no formarán parte del nuevo elenco.

En tanto no es sobre la futura producción lo que nos compete en esta oportunidad, sino en la increíble revelación que realizó el presentador de noticias de espectáculos Carlos Ochoa sobre el final de “Pasión de gavilanes” en la primera y -hasta ahora- única temporada.

A través de su cuenta oficial de Tik Tok, donde mantiene un gran caudal de seguidores, el comentarista comentó tras el último episodio transmitido este año que existirían varios indicios que develan una verdad que dejaría muy mal parado a Mario Cimarro, el intérprete de Juan Reyes.

"Él no estuvo en la grabación, metieron por inserto de edición las imágenes donde él mira a Norma. Un dato curioso", aseguró en el video el antioqueño experto en novelas.

Asimismo, el periodista afirmó que el actor cubano habría pedido dinero por adelantado para grabar el final y, cuando llegó el día en el que el elenco iba a cerrar la historia, el artista se había borrado definitivamente.

"Cogió el dinero, se fue y los dejó sin nada para el final", determinó Ochoa, quien mostró que las tomas donde enfocan a Mario durante la boda de Sarita Elizondo (Natasha Klauss) y Franco (Michel Brown) hacen parte de grabaciones pasadas. 

A esta polémica se le sumarían otros secretos del detrás de escena de “Pasión de gavilanes”. Por ejemplo, que Danna García (Norma Elizondo) no grababa escenas verdaderas cabalgando sobre el lomo de un caballo, dado que les tiene fobia, por lo que debía subirse a los hombros de un hombre. Otro de los secretitos es el de Pepita Ronderos (Lady Noriega), quien estuvo embarazada gran parte del rodaje de la ficción. Y finalmente, que Natasha Klauss hizo casting en un principio para darle vida a Rosario Montes, pero Zharick León se quedó con el papel.

Otras Noticias