CARMEN VILLALOBOS

No era un secreto: Carmen Villalobos tuvo más de un matrimonio y Sebastián Caicedo siempre lo supo

La actriz lo reveló públicamente.
miércoles, 30 de junio de 2021 · 13:51

Carmen Villalobos y Sebastián Caicedo son una de las parejas más queridas y estables dentro del medio artístico colombiano, en la que quizás uno de los secretos para que sea un éxito es una sorprendente costumbre que han creado juntos.

No es ninguna novedad que el amor entre los actores parece estar cada día más consolidado y aunque han atravesado vaivenes como todo el mundo, han logrado mantenerse unidos a pesar de todo. Ahora se supo que llevan a cabo algo así como un ritual, que implica replantearse la relación cada cierta cantidad de años.

La modelo y su enamorado se casaron por última vez el 18 de octubre de 2019, ustedes podrían pensar que esa información es errónea, si no conocieran el trasfondo de ese dato. Esa fecha refleja cuando contrajeron matrimonio, pero estuvo precedida por otras tres oportunidades.

Así es como Carmen Villalobos se ha casado cuatro veces y todas ellas con el mismo hombre, quien aparentemente es su único galán. Está claro que no han pasado en todas las ocasiones por el altar como uno se lo imagina, sino que a su propio modo se han jurado amor eterno.

La ceremonia oficial fue en el lujoso hotel Conrad de Cartagena, donde hubo muchísimos invitados. Familiares, amigos y colegas de la talentosa actriz concurrieron para compartir con ella semejante momento. Lucía un vestido blanco y radiante de encaje, que con su peinado de cabello recogido resaltaba aún más su figura

Por otro lado, el esposo de la protagonista de "Café con aroma de mujer" llevaba un traje en tono rosa pastel, que pese a ser una elección bastante particular no estuvo ni cerca de opacar a la hermosísima novia.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia del matrimonio de Carmen Villalobos y Sebastián Caicedo

Según la misma Carmen Villalobos, las tres 'bodas' anteriores que se dieron en el transcurso de los 11 años de noviazgo, fueron mucho más sencillas, no hubo anillo ni testigos, solo ellos dos mirándose a los ojos, prometiendo cuidarse y respetarse siempre. Derroche de ternura y romanticismo.

Otras Noticias