YINA CALDERÓN

Ni lenta ni perezosa: la impresionante fortuna que amasó Yina Calderón desde sus inicios mediáticos

La influenciadora inauguró recientemente su cuarto emprendimiento.
domingo, 13 de junio de 2021 · 18:32

A sus 29 años, Yina Calderón supo amasar una impresionante fortuna en base a su talento y creatividad para llamar la atención de las formas más controvertidas, así como una serie de emprendimientos que le valieron de unos cuantos billetes.

Todo comenzó hace 8 años, cuando su corazón le dictaba que la actuación era lo suyo y decidió inscribirse en el reality show “Protagonistas de Nuestra Tele”, en Canal RCN. Aunque la diva nunca pudo cumplir su sueño de verse en la pantalla chica protagonizando una telenovela (gracias a que la expulsaron por agredir a un compañero), Yina logró mantenerse en el centro de las miradas.

Podría decirse que su turbulento paso por el formato la convirtió en el blanco favorito de las críticas en la farándula nacional, ya que su extrovertida forma de ser y su relación con otras polémicas figuras públicas, hicieron de su vida un show.

Su popularidad creció de forma considerable en las redes sociales, donde agudizó su fidelidad con un gran número de seguidores amantes del drama y los escándalos entre celebridades.

Tras conseguir un piso estable de al menos 2 millones de followers en Instagram, la mediática huilense emprendió su propio negocio de indumentaria, vendiendo fajas de yeso y látex bajo el sello ‘Fajas Yina Calderón’. Además, creó productos naturales para adelgazar con una fórmula propia.

Al respecto de esta salida laboral, la influenciadora apuntó recientemente contra sus detractores en la red social de la camarita que, aunque “jamás” hablaba de sus ingresos”, aseguraba que esa era su “única fuente de dinero” y que “gracias a Dios” vendía “muchísimo”. No obstante, esta no es la única empresa que sostiene la economía de la instagramer.

Cabe recordar que este fin de semana, la diva virtual llevó a cabo el evento de inauguración de su nuevo spa de uñas, con un show musical a todo lujo. Además de estos servicios de estética, sus clientes podrán encontrar a la venta las mencionadas fajas de su propia producción.

En el evento participaron varios grupos musicales e incluso llamó la atención de todos sus fanáticos la contratación de Francy, una cantante de despecho conocida como ‘la voz popular de América’.

Asimismo, Yina Calderón aclaró que desde hace días estaba ofreciendo empleo a mujeres expertas en manicura y capacitadas en uñas para trabajar en su nuevo local. “Si usted quiere trabajar en mi spa de uñas y tiene experiencia, no importa si estudió o es empírica, pero es una dura haciendo uñas acrílicas y quiere colaborar en mi local –donde seguro le va a ir muy bien porque trae muchas sorpresas–, le voy a dejar un número de WhatsApp al que usted va a enviar un video de un minuto contando su experiencia. Ahí las van a estar citando a entrevista durante esta semana”, explicó.

En tanto, el camino hacia el éxito de la influenciadora no termina allí. La exparticipante de “Protagonistas de Nuestra Tele” también incursionó en el mundo de la música como cantante, pero muy bien no le ha ido, según sus propias palabras.

Aunque actualmente se encuentre experimentando en el género de la ‘guaracha’ y haya contabilizado varias reproducciones en Youtube, esto no le representa un respaldo económico sólido. Y sobre los ingresos que suelen generar los influenciadores a través de las redes sociales, la joven empresaria señaló que nunca se la vio hacer publicidad de ningún producto allí, por esa razón no gana dinero en este medio.

A pesar de esto, gracias a la fastuosa fortuna que cosechó con sus emprendimientos, Calderón pudo comprarse todo un edificio para sus empresas, adquirió apartamentos, una camioneta de lujo de más de 300 millones de pesos y un automóvil de 100 millones.

Finalmente, se convirtió en la dueña de una finca ubicada en las afueras de Bogotá, donde está construyendo su proyecto inmobiliario, “La Montaña de Yina Calderón”. Allí funcionará un complejo hotelero de lujo y un “glamping” próximamente. ¡Una tesa!

Otras Noticias