CAROLINA RAMÍREZ

Huevos, cuchillos y velas: los curiosos rituales que Carolina Ramírez hizo el día de su boda

La actriz se vio sobrepasada por la situación.
viernes, 28 de mayo de 2021 · 09:49

Para muchos, la creencia de que ciertos rituales un poco extravagantes y sin fundamento alguno funcionan, forma parte de su ser. Y, aunque no lo parezca, una reciente entrevista que le concedió Carolina Ramírez a Diva Rebecaparece indicar que, al menos en un momento de su vida, ella también ha recurrido a esto para obtener mayores beneficios.

En el 2010, año en el que se disponía a casarse con Mariano Bacaleinik, la actriz no solo debió enfrentarse a los nervios propios que le dan a la pareja cuando se acerca una fecha tan importante, sino que además vivió un calvario a causa del clima.

Su boda al estilo campestre estuvo a punto de no realizarse, ya que en el país se hizo más que presente el fenómeno “El Niño”, y las incesantes lluvias amenazaron con que se cancelara el ostentoso evento.

La pareja finalmente contrajo matrimonio sin mayores contratiempos

Según contó la propia protagonista de “La reina del flow”, en medio de la desesperación fue su madre quien recurrió a ciertas prácticas para que el chaparrón se detuviera, al menos por el día de la ceremonia, tal y como señala la creencia popular.

Para ello, procedió a prender velas, regalar huevos e incluso enterrar cuchillos en el jardín, y justo media hora antes de que comenzara el matrimonio de Carolina Ramírez, el cielo se despejó y finalmente se llevó a cabo la celebración que duró más de 14 horas.

Aunque en su momento aceptó hacerlos, pues pensaba que iba a tener que posponer su matrimonio y la desesperación se apoderó de ella, a día de hoy la intérprete de 'Yeimy Montoya' considera que sí fueron rituales muy extraños y terminó pidiéndole perdón a Dios.

Carolina Ramírez y su esposo, Mariano Bacaleinik

A pesar de lo que se pueda pensar, Carolina Ramírez no sería la única que recurre a estas prácticas para que todo resulte perfecto en el día de su boda, y es que hace muchísimos años era costumbre que las novias obsequiaran y ofrendaran huevos en honor a Santa Clara, quien, como su nombre lo indica, aclaraba el cielo para ellas.

Otras Noticias